Autocaravana HYMER BMC- T 680: la calidad puede ser casi eterna

HYMER B MC T680 01
Autocaravana HYMER BMC- T 680: la calidad puede ser casi eterna
Pedro Madera
Pedro Madera

Hay marcas que dicen mucho de un producto. Calidad y resistencia típicamente teutonas y filosofía relajadamente camper. La Hymer BMC-T 680 es un modelo tremendamente polivalente, con unas cualidades ruteras extraordinarias, capaz de resolver la vida a un público netamente familiar a la búsqueda de nuevas experiencias vacacionales, todo ello sin dejar atrás el día a día.

Si crees que tu autocaravana no es un capricho efímero, este modelo merece la pena. Estamos ante una autocaravana integral que reúne las mejores cualidades de la firma fundada por Erwin Hymer, convertida ya en un gran grupo cuya influencia resuena a nivel mundial en este pujante mercado camper.

HYMER B MC T680 02

A la calidad de las ideas, materiales y acabados que aporta el preparador alemán añadimos la reputación del chasis y la maquinaria Mercedes Sprinter, un modelo de referencia en el sector y capaz de tragarse kilómetros y obedecer a las necesidades más exigentes. A ello se añade la sofisticación del fabricante alemán, conocido por incorporar soluciones tecnológicas de última hornada para proteger y facilitar la vida a sus ocupantes.

¿El resultado? La sofisticación y calidad quedan patentes con una combinación de colores agradable que enfatiza, además, la sensación de amplitud y luminosidad de un habitáculo pensado para convertirse en nuestra segunda casa.

El chasis Al-Ko acoge un espacioso salón con mesa abatible y asientos delanteros capaces de girar en todas las direcciones para configurar un espacio mucho más capaz.

El buen gusto y refinamiento de sus tapicerías y materiales salta a la vista desde el primer momento, con una parte trasera con aseo y ducha bien separadas (al igual que la cocina independiente y con todo tipo de huecos de almacenamiento), un sorprendente frigorífico de 142 litros, un dormitorio trasero con dos cómodas camas individuales de 194 x 86 centímetros (la derecha puede llegar opcionalmente hasta los 220) y otra cama adicional sobre el salón que puede ascender y descender según la necesitemos.

Los 177 caballos diésel del motor MB 418 CDI Mercedes son más que suficientes para mover ágilmente un vehículo espacioso, pero de dimensiones moderadas (6 metros y 99 centímetros), siempre teniendo en cuenta sus capacidades.

A la hora de conducir, la comodidad es lo primero que llama la atención. El cambio automático es tan silencioso y suave que no notaremos siquiera su existencia, y el equipamiento hace honor a lo que esperamos de un Mercedes, con suspensión Confort Drive, ABS y todo tipo de asistentes de frenada y a la conducción, en añadidura a aditamentos propios de un vehículo camper como tapicería ecológica Grazia y detalles en madera por todas las superficies. El aislamiento sigue siendo uno de los grandes valores de la marca.

El suelo doble es calefactado (en adición al dispositivo Truma, con el que nunca sufriremos las inclemencias del invierno más duro) y los aislantes han sido especialmente cuidados para conservar la temperatura y no permitir el paso de ruidos indeseados, tanto en marcha como en parado. Los de Hymer han tenido en cuenta que vivimos en una sociedad conectadas y hay enchufes adicionales y luces LED hábilmente distribuidos por todo el habitáculo. Pues por todo esto, queda determinado que este vehículo es una buena inversión, para el ocio y el negocio.