Sus modelos más limpios

BMW presenta los i3 e i8 Concept

p90080193
BWM i8
Autofacil
Autofacil


Además de por la introducción de motores eléctricos e híbridos Plug In, la nueva serie BMW i se caracteriza por la utilizaciónde materiales reciclados y de bajo peso. Tanto el i3 como el i8 Concept incorporan la arquitectura LifeDrive, por la que el vehículo se construye en dos módulos diferenciados. Por un lado, el habitáculo, fabricado en material sintético reforzado con fibra de carbono y, por otro lado, el módulo Drive, en el que se ubican tanto el chasis -fabricado en aluminio- como el propulsor. Con ello se reduce la contaminación en la fabricación y el peso del vehículo. Ambas partes no acabarán soldadas entre sí, sino pegadas y atornilladas, con lo que el consumo energético y la emisión de calor y gases nocivos en la fabricación se disminuyen notablemente. Además, gracias a esta nueva arquitectura, los vehículos ganan en espacio interior para los ocupantes y en maletero.

El i8 Concept, modelo que anteriormente se conocía como BMW Vision, es un deportivo híbrido enchufable de 1.450 kilos que incorpora un motor eléctrico delantero derivado del que monta el i3, y un motor trasero de tres cilindros de combustión que promete un consumo medio de 2,7l/100 km. Cuenta con una autonomía de 35 kilómetros en modo puramente eléctrico.

Por su parte, el i3 Concept, conocido en su fase de desarrollo como Megacity, es un vehículo eléctrico puro de solo 3,8 metros de longitud eminentemente urbano. Gracias a la presencia del carbono en sus componentes, su peso se sitúa en 1.250 kilos, logrando una autonomía de entre 130 y 160 kilómetros. Podrá contar, como extra, con un pequeño motor de explosión que aumente ligeramente esta autonomía. Además, gracias a la nueva arquitectura LifeDrive de construcción modular, las baterías no roban espacio a un habitáculo en el que viajarán cómodamente cuatro ocupantes, y que dispondrán de 200 litros de maletero.

Los nuevos i3 e i8 cuentan con nuevas aplicaciones móviles que, en conjunción con el Smartphone de sus conductores, indicarán, incluso remotamente, el nivel de carga de las baterías eléctricas del coche, las estaciones de carga más cercanas, e incluso diseñarán rutas que indiquen al conductor en qué momento sería conveniente aparcar el coche y recurrir al transporte público para hacer más eficientes los trayectos.

Ambos vehículos, que se fabricarán en la planta de Leipzig, llegarán a los concesionarios a finales del 2013- por un precio aún sin confirmar, aunque la afirmación de que -no serán vehículos baratos- hace pensar que no estarán al alcance de todos los bolsillos.