Se necesitan 6.600 millones para dejarlas dignas

El estado de las carreteras, deficiente y va a peor

carretera peligrosa 1 3
El estado de las carreteras, deficiente y va a peor
Antonio Corral
Antonio Corral
La Asociación Española de la Carretera (AEC) acaba de hacer público su informe del estado de las carreteras en España y los resultados son cada vez peores: firme e iluminación se llevan las peores puntuaciones, mientras que señalización horizontal y vertical, aunque mejor, son mejorables.


La Asociación Española de la Carretera (AEC) ha lanzado un grito de auxilio a las administraciones denunciando el mal estado de las carreteras españolas y demandando mayor dotación presupuestaria.

La peor parte, la que necesita una mejora más importante, se la lleva el firme de nuestras vías. El estado es deficiente y la cantidad de dinero que se necesita para arreglarlo es cuantioso. Hablamos de 6.217 millones de euros, con un coste medio de 65.244 euros por kilómetro.

Estado del firme por comunidades autónomas

Comunidad Autónoma Calificación
Extremadura Muy deficiente
País Vasco Muy deficiente
Comunidad Valenciana Deficiente por encima del valor medio del país
Murcia Deficiente, cercano a la media del país
Andalucía Deficiente, cercano a la media del país
Cataluña Deficiente, cercano a la media del país
Madrid Deficiente, cercano a la media del país
Castilla León Deficiente, cercano a la media del país
Cantabria Deficiente, cercano a la media del país
Galicia Deficiente, cercano a la media del país
Castilla La Mancha Deficiente, cercano a la media del país
Navarra Deficiente, por debajo de la media del país
Aragón Deficiente, por debajo de la media del país
Asturias Aceptable
La Rioja Aceptable

 

En cuanto al estado de la señalización vertical y horizontal, aunque también es deficiente, en el estudio se deja constancia de una evolución favorable en los dos últimos años. Al mismo tiempo, el balizamiento es el único aspecto que aprueba en el estudio.

Por su parte, otro tema que preocupa es el de la iluminación de las vías, ya que en los últimos tiempos se ha detectado que la iluminancia ha pasado de ser en correcta en un 41% a descender a un porcentaje del 11% en este último informe.

El gran peligro de esta falta de conservación es que se tiende a que la inversión en mantenimiento no será suficiente y se van a tener que realizar obras de reparación aún más costosas.

Además, llama la atención que este estudio, realizado sobre 3.000 tramos, no se ha realizado en autopistas de peaje (que, en teoría, tienen un estado de conservación mejor) ni en la red de carreteras de diputaciones provinciales (en teoría, en peor estado).

¿Pago por uso de las carreteras?

Evidentemente, el dinero es el gran problema. Los presupuestos no suelen ser muy benévolos con la conservación de las carreteras y menos en épocas de recortes. Por eso, la Asociación Española de la Carretera ha vuelto a lanzar el debate del pago por uso en función del kilometraje realizado, aunque políticamente no lo ven viable.