Dos sencillos ejercicios para conducir que te evitarán molestias al volante

ejercicios para conducir conductor
Dos sencillos ejercicios para conducir que te evitarán molestias al volante
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Conducir durante los viajes de vacaciones supone adoptar una postura concreta durante un largo tiempo. Por eso, es recomendable estirar y realizar previamente algunos ejercicios para conducir para tratar de evitar molestias musculares. Un fisioterapeuta nos indica qué y cómo debemos hacer.

Los trayectos que se realizan durante las vacaciones suponen, además del estrés generado por la conducción y por los atascos (consulta aquí los detalles sobre la Operación Salida), mantener una postura muy concreta durante mucho tiempo. Por eso es recomendable realizar ejercicios para conducir; en concreto, algunos estiramientos que evitarán o al menos retrasarán la aparición de estas molestias. Un fisioterapeuta nos indica los mejores ejercicios que puedes realizar.

Junto a estos ejercicios, que podrás repetir en las paradas que realices durante el trayecto (la DGT recomienda parar cada dos horas o cada 200 kilómetros), también es básico mantener una buena postura al volante, esto es, conducir con los brazos y el cuerpo estirado, manteniendo la libertad de movimientos, que nos permitirá reaccionar adecuadamente y con suficiente antelación en caso de un incidente durante el viaje.

El experto: Sergio Álvarez, fisioterapeuta de Ilunion, una empresa del Grupo Social ONCE

Ejercicios para conducir: de cuello en lateralidad, en rotación y en circunducción

  • PARA QUÉ TE SERVIRÁN

Estos ejercicios concretos, centrados en el movimiento y estiramiento del cuello, “ayudan a evitar la acumulación de tensión en el cuello calentando progresivamente sus músculos. Así, estos músculos, que tienden a contraerse si sufrimos tensión durante un largo periodo de tiempo, estarán más sueltos y reduciremos el riesgo de sobrecargas en la zona”, indica Álvarez.

“Haz 10 repeticiones por movimiento; en los 2 primeros, 10 veces para cada lado”

  • CÓMO DEBES REALIZARLOS

“Son los movimientos de cuello más conocidos», señala Álvarez. Pero, aunque los conozcas, no debes olvidar que «hay que hacerlos despacio y realizando cada uno en toda su extensión… pero también teniendo la precaución de mantener la barbilla más o menos ‘metida’ hacia la nuez.

El primero, el de movimiento de lateralidad, consiste en inclinar el cuello de lado a lado: llevando la oreja derecha hacia el hombro derecho y la izquierda hacia el hombro izquierdo (tal y como indica la foto 1). A continuación, para realizar el ejercicio de rotación debes girar el cuello y mirar por encima de los hombros a un lado y, a continuación, al otro (foto 2).

Ejercicios para conducir
Ejercicios para conducir
Ejercicios para conducir

Por último, el ejercicio de la circunducción (foto 3) es un movimiento de rotación, en este caso, del cuello pero que también deberemos realizar con la cabeza. Empieza a realizarlo mirando a tus pies, luego busca el hombro derecho con la oreja derecha, vete girando hasta mirar hacia el cielo… y realiza el movimiento completo de rotación”.

Ejercicios para conducir: movimientos activos de hombro

  • PARA QUÉ TE SERVIRÁN

“Son recomendables para que los músculos del hombro alcancen su temperatura idónea e introducirlos de forma progresiva en una actividad… y que esta resulte menos agresiva para el cuerpo. Este ejercicio de calentamiento prepara los músculos del hombro de cara a la conducción, ayudándoles a alcanzar su temperatura idónea de funcionamiento”.

“Realiza, para cada brazo, 20 repeticiones de cada movimiento de hombro”

  • CÓMO DEBES REALIZARLOS

Estos ejercicios, hazlos mejor de pie. El primer ejercicio (ver foto 1) parte de una posición con los brazos en cruz para, a continuación, cruzarlos a la altura de la horizontal de estos, o un poco por debajo. El segundo es aún más sencillo y consiste en elevar al máximo, y de forma alterna, cada uno de nuestros brazos (ver foto 2).

Ejercicios para conducir
Ejercicios para conducir
Ejercicios para conducir

Por último, para llevar a cabo el tercer ejercicio recomendado para conducir, hay que realizar un movimiento de 360º con cada uno de nuestros brazos, llevando cada uno primero hacia el frente, posteriormente hacia arriba, para luego llevarlo hacia atrás, hacia abajo y, de nuevo, al frente (ver foto 3). Debes realizar estos ejercicios a una velocidad media”.