Iberdrola: carga vinculada, energía doméstica y recarga ultra-rápida fundidos en el mismo paquete

Creative Autofácil
Creative Autofácil
Smart Mobility Iberdrola puede resolver todas las necesidades de energía de tu hogar, y de tus vehículos, con una sola aplicación, una sola factura y tarifas adaptadas a tus circunstancias particulares.

Transversalidad es una palabra que está muy de moda. En Movilidad Eléctrica, podría entenderse como el suceso casi mágico de que un solo proveedor resuelva todas las necesidades de carga de un vehículo, dentro y fuera de casa, junto con las propias necesidades energéticas del hogar, todo ello envuelto en una tarifa que encaje con su consumo.

Las compañías eléctricas, por supuesto, están terriblemente interesadas en ofrecer esa transversalidad, simplificando al máximo que sus clientes incorporen un vehículo eléctrico a su hogar. De hecho, la revolución del Vehículo Eléctrico representa para ellas una de las mayores oportunidades dentro de su trayectoria de servicio al usuario.

Seamos francos: instalar un punto de carga o wallbox en el garaje de un domicilio unifamiliar o de una comunidad de vecinos no es un proceso que deba atemorizar a nadie. Es sencillo, está definido por una normativa clara y, actualmente, cuenta con ayudas estatales realmente interesantes (del 70 %, o incluso el 80 %, de la inversión).

No obstante, no es como cambiar una bombilla, y debe encargarse a un profesional especializado… que puede ser independiente o, por ejemplo, Smart Mobility Iberdrola. Ellos llevan montados más de 26.000 puntos de carga en AC (o Corriente Alterna; los que se emplean para cargar el coche cada día) en toda España y esperan llegar a los 110.000 en 2025.

iberdrola_movilidad sostenible

Simplicidad, fiabilidad y garantía: las razones para decantarse por Smart Mobility Iberdrola

Se trata de puntos instalados en hogares… pero también en aparcamientos públicos de cadenas como Mercadona y en empresas como Northgate (con quien tienen una alianza de colaboración privada), Vodafone o Telefónica.

Carga tu coche casi gratis

Tras la instalación del cargador, que podrás controlar a través de la aplicación de Iberdrola, viene el asunto de la tarifa eléctrica. Una de las ventajas de un coche eléctrico es poder cargarlo en casa cada día. En comparación con el combustible, casi cualquier tarifa eléctrica permite un ahorro notable en coste por kilómetro, pero algunas permiten un ahorro extraordinario.

Por ejemplo, el Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola ofrece una tarifa de 0,03 euros/kWh en la banda que va entre las 01:00 y las 07:00. Esas seis horas, con una potencia de carga estándar de 3,6 kW, se traducen en más de 20 kWh de energía repostada cada noche… por 18 céntimos de euro. Estamos hablando de recorrer 100 km por unos 15 céntimos. No es gratis… pero casi.

punto-de-recarga-domestico-iberdrola

Y toda la energía de Iberdrola, con la garantía de que su origen es 100 % renovable

Tampoco vamos a engañarte: con el Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola, y fuera de la franja de recarga, la energía tiene un coste de 0,35 euros/kWh, que puede considerarse como muy elevado. Sin embargo, debes tener en cuenta que el vehículo eléctrico se convierte, de inmediato, en el principal consumidor del hogar. Si tu consumo diurno es bajo, probablemente te resulte rentable. Y no digamos ya si montas una segunda línea para recargar el coche eléctrico.

Y, en cualquier caso, es un plan que no tiene permanencia… de manera que siempre puedes volver a uno de los 10 Planes que ofrece Iberdrola, y que van del Plan Estable al Plan 3 Periodos o el Plan Online. ¡Seguro que hay uno que encaja con tu uso del coche y las costumbres de tu hogar!

Ahorra, también, fuera de casa

Si tienes un coche eléctrico, otra de las ventajas de contar con Iberdrola es que puedes obtener buenos descuentos a la hora de cargar, durante los viajes, en su red de cargadores rápidos.

punto-recarga-super-rápida-iberdrola

Lo cierto es que hubo un tiempo en el que esta ventaja podía considerarse relativa, porque no había cargadores suficientes para permitirse el lujo de elegir operador.

Actualmente, la cosa ha mejorado muchísimo. Iberdrola opera la red de cargadores públicos más amplia del país, con más de 5.000 puntos (cifra que, por cierto, crece a unos increíbles 300 puntos al mes). También opera la más amplia de cargadores rápidos (entre 50 y 400 kW), de los que ya hay más de 1.500.

Por ejemplo, el Plan Aventurero+ ofrece 80 kWh por 26,95 euros (siendo cliente de Iberdrola), lo que deja el precio a unos ridículos 0,33 euros/kWh. Se trata de un plan ideal para quien sabe que va a realizar, al menos, un viaje al mes (algo que es muy probable).

Y todo lo anterior, siempre, con la garantía de que el 100 % de la energía eléctrica que consumes en tu hogar, coche o empresa, es de origen 100 % renovable.

punto-de-recarga-iberdrola