Carta abierta

¿Te has equivocado alguna vez?

sumarioazu 3
¿Te has equivocado alguna vez?
Azucena Hernandez
Azucena Hernandez
Si tenemos buen oído es fácil escuchar en un bar a un grupo cercano de parroquianos que mantienen enconadas conversaciones opinando infalibles sobre alguno de estos tres temas: mujeres, fútbol y coches.


Y son pocas las veces que alguno de los sabios contertulios da su brazo a torcer sobre lo que él considera su verdad absoluta y, por tanto, no discutible. Sobre el primero de los temas voy a abstenerme por una razón obvia de género. Sobre el segundo también; me avala el hecho de que hace unos días me presentaron a Cristiano Ronaldo en el transcurso de un almuerzo y, aunque me sonaba su cara, no supe quién era -pido disculpas al madridismo y a los seguidores de este gran jugador-. Así que descartados ambos temas polémicos, centrémonos en el punto en el que realmente nos consideramos lo bastante capacitados para opinar: los automóviles. ¿Sabrías elegir coche nuevo sin equivocarte? El 90% de los españ[email protected] contestaría con rotundidad que sí. Pero el concienzudo estudio que hemos llevado a cabo en autofácil nos ha revelado que esa manifiesta seguridad a la hora de comprar no está justificada y que, en numerosas ocasiones, terminamos conduciendo un coche que no es, ni mucho menos, el que más se ajusta a nuestras necesidades. Poseer un todoterreno de alta gama cuando sólo se conduce sobre asfalto puede tener una respuesta aspiracional; como el comprar un cabrio en ciudades donde el calor agobiante impedirá poder descapotarlo casi todo el año. Pero, insisto, que ‘para gustos están los colores’ y no es, ni mucho menos, nuestra intención fulminar las ilusiones -que son muchas- del comprador cuando se encuentra eligiendo un coche nuevo. Lo que hemos pretendido en este número es hacer un llamamiento a la razón, a la lógica, al sentido común… más que al «me da igual que seamos cinco de familia, ¡me compro el Mini!». Son tantas las variables a tener en cuenta: desde el consumo, pasando por la capacidad, altura, y tamaño de la boca del maletero, incluso el color de la carrocería; que estoy segura que este sesudo informe servirá para abrir los ojos al conocimiento de nuestros amigos lectores cuando les llegue la bendita hora de comprarse un flamante vehículo nuevo.