Por las aguas de la lengua en nuestra Van Panama: la literatura tiene sus santuarios riojanos

00 Panama 05
Por las aguas de la lengua en nuestra Van Panama: la literatura tiene sus santuarios riojanos
Pedro Madera
Pedro Madera

No se necesitan muchos kilómetros para sentir el poder de la lengua de un pueblo. Por eso el rio Cardenas permite crear una ruta rodeados de naturaleza y vida rural en el corazón de La Rioja. Seguir el transcurso de este afluente del Najerilla es una deliciosa experiencia cultural que nos acerca a nuestra historia con sosiego. Descubrir este paisaje con nuestra Van Panama es una forma de conocer mejor nuestra tierra.

00 Panama 02

Comenzaremos el camino desde la senda de los laneros, en el mismo nacimiento del río Cárdenas. Esta zona es ideal para practicar senderismo. Podremos recorrer la montaña a nuestro antojo, seguir el cauce del río, descansar en los refugios de la zona si pasamos unos días, y admirar el entorno natural que nos rodea. En las laderas de las montañas, la altitud marca el tipo de vegetación. Y cuando se llega al valle cada parcela marca su color por el cultivo.

01 Cueva del Santo 01

Bajando con calma el sendero nos toparemos con la Cueva del Santo, un santuario incrustado en la montaña que nos invita a seguir los pasos de San Millán, para llegar a ella en romería, y desde el que se puede disfrutar de una panorámica del valle y del hayedo del río que cautivan a cualquiera.

02 San Millan 02 Monasterio Yuso 02

La zona invita al curioseo, a perderse queriendo por la montaña, en la que te puedes encontrar de repente con otra ruta que te apetece realizar, como por las Cuevas del Patín. Sin embargo, si continuamos el curso del río llegamos a un primer pueblo al pie de la sierra de la Demanda, San Millán de la Cogolla. Aquí no podemos dejar de visitar el Monasterio de Yuso del siglo XVIII, el principal e imponente reclamo de la localidad y del cual también hay unas vistas preciosas desde el mirador de Berceo en el pueblo de al lado.

Berceo rinde homenaje al primer poeta en lengua castellana, y tiene en la plaza central la iglesia de Santa Eulalia del siglo XIX. En la zona se reúnen varias comunidades, por la cantidad de riachuelos y ríos que confluyen aquí, como San Andrés del Valle o Estollo.

El Cárdenas nos lleva camino del pueblo con el que comparte nombre, muy pequeño, y antes del cual, por la LR-205 pasamos por Badarán. Continuando nuestro camino hacia Nájera, podremos desviarnos en cualquier momento hacia un lado u otro a la montaña para dar un paseo, disfrutar de bocanadas de aire fresco y conocer la zona.

Tricio 01

Uno de los ejemplos más claros de esto es tomar un pequeño desvío hacia Tricio e ir a ver, sí o sí la ermita de Santa María de los Arcos, una iglesia visigoda en la que se encuentra la lápida cristiana más antigua encontrada hasta el momento en la península ibérica. La opción de subir hasta Cañas y conocer su convento del siglo XII y conocer el pueblo donde nació Santo Domingo de Silos.

Llegando ya al final de nuestro camino nos encontramos con el municipio de Nájera. Aquí podremos disfrutar de rutas a pie por Las Siete Cuevas o visitar los monumentos del pueblo como el Alcázar, la Muralla o el Monasterio de Santa María la Real. Un enclave maravilloso que atraviesa el Najerilla, en el que desemboca el Cárdenas, poniendo así fin a nuestro recorrido a orillas del mismo. Estamos en territorio rural con sabor a autenticidad. La oferta de Ascarioja en la zona es generosa. San Millan de la Cogolla cuenta con tres casas. La Calera, La Campana y la Posada de San Millan que son perfectas para recorrer la zona. En Cañas podemos alojarnos en la Posada del Santo y en Berceo, tenemos la casa Nestazar II. Realmente una opción estupenda para recuperar los pueblos de siempre.

00 Panama 01