Nuevo etiquetado de la gasolina y el diésel: los nombres no cambiarán

repostaje
Nuevo etiquetado de la gasolina y el diésel: los nombres no cambiarán
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El día 12 de octubre entrará en vigor el nuevo etiquetado europeo de compatibilidad entre carburantes y vehículos, pero no debes preocuparte porque no sustituye ni modifica la información que se da actualmente en las estaciones de servicio.


Con el objetivo de mejorar la información que reciben los consumidores debido a la gran variedad de combustibles y tipos de vehículos existentes, la Unión Europea ha creado un nuevo etiquetado común para que repostar cualquier vehículo en Europa sea más sencillo. La fecha marcada para la entrada en vigor de este sistema europeo es el 12 de octubre, pero debes saber que el nuevo etiquetado informativo para los carburantes no sustituye a la información que se da en la actualidad en las estaciones de servicio, como indica AEVECAR, la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles.

Como te dijimos hace unos meses, son 28 los países de la UE donde se aplicará la nueva normativa, incluido España, pero también utilizarán este sistema el resto de países del Espacio Económico Europeo -Islandia, Liechtenstein y Noruega-, así como Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Entonces, ¿qué cambia?

gasolinera

Como bien señala AEVECAR, el nuevo etiquetado es una herramienta visual complementaria a la información actual que pretende ayudar al conductor que llega a una estación de servicio a comprobar la compatibilidad entre su vehículo y los carburantes suministrados. Cabe recalcar lo de «complementaria» porque el nuevo etiquetado convivirá con los nombres que reciben los carburantes en la actualidad. Esto significa que, además de las denominaciones habituales -gasolina 95, diésel, GLP, etc.-, cada surtidor contará con un distintivo que lo identifique de acuerdo al nuevo etiquetado común. Esta pegatina estará presente en la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los vehículos nuevos, así como en los aparatos surtidores y boquereles de todas las estaciones de servicio de acceso público.

A partir del 12 de octubre, por tanto, podrás identificar cada combustible con su nombre habitual, pero también dispondrás de una información extra que hace más sencillo comprobar su compatibilidad con los vehículos nuevos.

Así será el nuevo etiquetado común

Etiquetado combustible europeo Autofácil

Como te contamos, por un lado, el etiquetado utilizará símbolos geométricos para distinguir entre la gasolina, el diésel y los combustibles alternativos, como el LPG -gas natural licuado-, el GNC -gas natural comprimido-, el LNC -gas licuado de petróleo- o el H2 -hidrógeno-. Para ello, se utilizará un círculo para la gasolina, un cuadrado para el diésel y un rombo para el resto de combustibles mencionados.

Por otro lado, dentro de cada símbolo geométrico encontraremos los nombres de cada carburante en función de su composición. Hasta ahora, la gasolina se identificaba según su grado de octanaje, pero, a partir del 12 de octubre, será el nivel de etanol lo que determine su tipología. De esta forma, la gasolina pasará a llamarse «E» y será de tres tipos: E5, E10 o E85; cada uno de ellos indicará el tanto por ciento de etanol que acepta cada coche: 5%, 10% o el 85%.

Más información

Si hablamos del diésel, se identificará con la letra B, de biodiésel. Cada tipo de este carburante será etiquetado con un número que se refiere al porcentaje de biodiésel que contiene ese tipo de combustible. Así, habrá tres tipos de diésel: B7, B10 y XTL, este último para identificar el diésel de tipo sintético, también conocido como parafínico.

Si hablamos del resto de carburantes, el hidrógeno se denominará H2, el gas licuado de petróleo será el LNC, el gas natural comprimido se etiquetará como GNC y, por último, el gas natural licuado se reconocerá por las siglas LPG.