Japón sigue mandando

Un ranking de los coches más «ecológicos» deja mal a la industria europea

Un ranking de los coches más «ecológicos» deja mal a la industria europea
Autofacil
Autofacil


El estudio, realizado con 385 modelos presentes en el mercado alemán, arrojó un resultado en el que nueve de los diez primeros puestos en la lista de coches más ecológicos son nipones, mientras que solo uno es germano: El Volkswagen Polo 1.2 TDI Bluemotion se coló en la séptima plaza.Volkswagen también se queda con el honor de tener a uno de sus modelos liderando una de las categorías: En monovolúmenes se impuso el Touran.

Los vehículos híbridos salen especialmente bien parados, y entre los fabricantes, arrasa Toyota: El Lexus CT 200h (7,83 puntos) queda oficiosamente como el vehículo más ecológico vendido en Alemania, gracias a sus 3,8 litros a l0s 100 km. y sus 87 gramos de CO2 por km. recorrido. Así, el Lexus destrona a su «pariente», el Toyota Prius (7,53), al que le sigue en tercera posición el iQ 1.0 WT-I (7,43); el Auris HSD (7,33) es cuarto.

Para llegar a estas conclusiones, el Club de Tráfico (VCD) realizó una media ponderada de los siguientes apartados: Las emisiones de CO2 contaron un 60 %; el ruido, un 20 %; las consecuencias acarreadas por la polución del modelo a los seres humanos, un 15 %, y la causada a la naturaleza debido al nitrógeno, un 5 %. Por eso Toyota ha aprovechado para alardear de que, según este estudio, su tecnología «Full Hybrid» no solo sería la más eficiente, sino la más completa desde un punto de vista ecológico, teniendo «una clara ventaja sobre los sistemas de propulsión convencionales en relación con el impacto real sobre el medio ambiente», en opinión de Didier Leroy, presidente y consejero delegado de Toyota Motor Europe.

El VCD reconoció que era inevitable cierto sesgo hacia los coches japoneses, ya que ofertan un mayor número de híbridos, mientras que las grandes berlinas y algunos deportivos son señas de identidad de la industria alemana. Pero no por ello dejaron de hacer un llamamiento a los fabricantes de su país para apostar más por energías alternativas y vehículos eficientes. «No basta con centrarse únicamente en el segmento premium, incluso si, como el año pasado, ganas un montón de dinero gracias él», comentó el portavoz del VCD, Gerd Lottsiepen. «Las grandes berlinas pesadas son nocivas para el clima». Lottsiepen, ni corto ni perezoso, hizo un llamamiento público a los compradores para que se decanten por híbridos.

Pero la reacción de la industria alemana no se ha hecho esperar. Su asociación de fabricantes, la VDA, ha contraatacado con sus propios datos, recordando que el año pasado redujeron las emisiones de sus modelos hasta un 5 %, cuando las marcas de importación solo lo hicieron en un 3,8 %. Y señaló que esta mejora se produjo sobre todo en los segmentos de prestigio, gracias a los avances en tecnologías del motor.