Correa de distribución: cuándo hay que cambiarla

correa de distribucion y bomba de agua 2
Correa de distribución: cuándo hay que cambiarla
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso


El kit de distribución incluye la correa de distribución y los tensores y rodillos sobre los que se instala. La correa es el elemento que sincroniza el movimiento de las piezas internas del motor -árboles de levas, cigüeñal…- para que este se mantenga en marcha.

Cuándo hay que cambiar el kit de distribución

Depende de cada fabricante. En los automóviles modernos, se sustituye normalmente entre los 180.000 y los 240.000 km, pero incluso hay algunos que lo estiran hasta los 300.000 km. Si tu coche es anterior a 2005, es más habitual que haya que cambiarlo entre los 80.000 y los 150.000 km. Y, si no llegas a hacer tantos kilómetros, también es recomendable reemplazar, al menos sólo la correa, no más tarde de los 12 años de uso.

Cuánto cuesta el kit de distribución

Según un estudio realizado por el portal de talleres Tallerator, el precio medio del cambio del kit de distribución en España se sitúa en 386,20 euros. Si bien, lo más habitual y recomendado es que con la sustitución del kit de distribución, el taller proceda también a cambiar la bomba de agua. En ese caso, el precio medio en España de la operación de sustitución se sitúa en 481 euros.

correa de distribución

Cuánto puedes retrasar su cambio

Los intervalos de reemplazo del kit de distribución tienen un margen de seguridad. Eso quiere decir que, si pone que hay que cambiarlo a los 180.000 km, la correa no se va a romper a los 180.001 km. Sin embargo, ante el riesgo de que podrías romper el motor de forma en algunos casos irreparable, no alargues esta operación ni un solo kilómetro.

Cómo saber si falla el kit de distribución

Es impredecible. A partir del kilometraje recomendado por el fabricante, podría romperse en cualquier momento.

Qué romperás si lo retrasas

El motor… al completo. Si la correa se rompe, los elementos internos chocarán entre sí dejando el motor, en muchos casos, irreparable. En tal caso te verías obligado a instalar un motor usado proveniente de desguace -entre 800 y 2.300 euros en total- o uno nuevo -entre 5.000 y 10.000 euros-.

Si quieres saber cuánto te costarán las operaciones de mantenimiento de tu coche, entra en la calculadora de costes de mantenimiento de Autofácil y averígualo. Es gratis.