Este todocamino compacto cuenta con cinco plazas y saldrá a la venta este verano. Audi ya tiene preparado este todocamino de tracción integral permanente quattro, que presenta una línea deportiva, un interior tan práctico como un monovolumen, y un avanzado tren de rodaje con regulación electrónica de amortiguación y dirección dinámica.

Audi Q5, presentado en Pekín

Audi Q5, presentado en Pekín
Autofacil
Autofacil


El menos alto de su segmento
El Audi Q5 mide 4,63 metros de longitud y 1,88 metros de anchura, pero solo 1,65 metros de altura, con lo que presume de las proporciones más deportivas entre sus competidores directos. Su reducido valor CX de 0,33 también le permite establecer un nuevo récord en su clase.

Tres versiones exteriores
El diseño del Audi Q5, caracterizado por su deportiva elegancia y sus esculturales formas, es un claro ejemplo del carácter de la marca Audi. Los expresivos faros ubicados a ambos lados de la gran parrilla Singleframe dominan la imagen frontal. Estos faros pueden equiparse opcionalmente con luces de xenón dobles y con la luz de marcha diurna compuesta por diodos luminosos. La perspectiva lateral viene determinada por las grandes ruedas y los ascendentes contornos; la elegante línea del techo, coronada con barras longitudinales, acentúa su esbelta línea de estilo coupé. En la zaga del vehículo se hace evidente el parentesco con su hermano mayor, el Audi Q7; el portón del maletero es muy ancho, extendiéndose hasta los laterales, y se ha fabricado en aluminio, al igual que el capó del motor. También los grupos ópticos traseros están disponibles en la destacada tecnología LED.

Audi ofrece tres versiones diferentes para los elementos del exterior del Audi Q5: en color negro (de serie), en color contrastado o pintados en el mismo color que la carrocería. Adicionalmente se ofrecen como opcional dos paquetes para la carrocería. El paquete exterior S line otorga al SUV de altas prestaciones una imagen decididamente deportiva, mientras que el paquete offroad style con protector de bajos tanto en la parte delantera como trasera y llantas de 19 pulgadas posibilita una impactante puesta en escena.

Gran maletero ampliable
La larga batalla de 2,81 metros supone todo un récord en este segmento, proporcionando un generoso espacio a bordo del Audi Q5. El vehículo alberga cómodamente a cinco pasajeros en sus asientos ergonómicos y de concepto flexible. Los respaldos de los asientos traseros pueden reclinarse y abatirse con especial comodidad: basta con accionar la palanca de desbloqueo a distancia ubicada en el maletero para abatirlos hacia delante sobre los asientos. De este modo, el volumen del maletero aumenta de 540 a 1.560 litros; además, bajo su suelo de carga se dispone de un segundo espacio de almacenamiento. El equipamiento opcional ofrece un kit de fijación mediante guías para el equipaje, una red divisoria y una bandeja protectora. Audi ofrece opcionalmente una banqueta trasera plus que puede desplazarse longitudinalmente hasta 100 milímetros e incorpora una apertura de carga.

El asiento del acompañante también puede equipar opcionalmente un respaldo abatible, de modo que se facilita el transporte de objetos largos tales como una tabla de surf. El equipamiento de serie incluye numerosos y prácticos compartimentos portaobjetos, portabebidas, soportes para botellas y tomas de corriente. Audi ofrece además como opcional un portabebidas climatizado que permite mantener las bebidas frías o calientes. El paquete portaobjetos opcional incluye otra solución muy inteligente: un punto de fijación en el suelo del lado del acompañante en el que se pueden fijar distintos portaobjetos.

Salpicadero orientado al conductor
El equipamiento de seguridad es de última generación. En las plazas delanteras, los limitadores de la fuerza del cinturón y los airbags actúan conjuntamente de un modo novedoso y especialmente inteligente. Gran parte de la carrocería del Audi Q5 consta de piezas de acero de alta y de máxima resistencia combinadas con la máxima precisión. Estos componentes reducen el peso del vehículo al tiempo que mejoran la seguridad ante impactos, la rigidez y el comportamiento vibratorio.

En su interior, el cockpit está orientado hacia el conductor, por ejemplo, se encuentra más alto, adaptándose a la posición del asiento. Dentro, se utiliza el aluminio, maderas nobles, cromo, cuero y Alcantara, y la gran variedad disponible de paquetes de diseño opcionales.

Mando MMI
El Audi Q5 equipa de serie un freno de estacionamiento electromecánico, una llave inteligente con chip, un climatizador automático y un display en el cuadro de instrumentos en el que se muestra, por ejemplo, la marcha ideal recomendada para conducir de un modo más eficiente. El equipamiento de serie incorpora también un gran monitor central. Si el nuevo Audi Q5 equipa un sistema de navegación, muchas de las funciones de manejo se concentran en el terminal MMI ubicado en el túnel central. Este sistema de manejo sin igual en el mercado pertenece en este caso a una nueva generación: sus gráficos y su control mediante el gran mando principal son ahora más intuitivos.

De momento, un gasolina y dos diesel
El Audi Q5 está disponible con tres motores diferentes, uno de ellos de gasolina y dos TDI. Todos los propulsores combinan la inyección directa con la turbosobrealimentación.

El 2.0 TFSI muestra un desarrollo completamente nuevo. Este cuatro cilindros aúna tres funciones de alta tecnología: la turbosobrealimentación, la inyección directa de gasolina y el innovador Audi valvelift system para el control variable de la alzada de válvulas. El elevado par motor de 350 Nm está disponible ya a 1.500 rpm y se mantiene constante hasta las 4.200 rpm; la potencia máxima alcanza los 211 CV (155 kW). El Audi Q5 2.0 TFSI acelera hasta los 100 km/h en 7,2 segundos y su velocidad máxima alcanza los 222 km/h. El consumo medio es de solo 8,5 litros de combustible a los 100 km.

También con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, el 2.0 TDI integra un nuevo sistema de inyección common rail que le proporciona un gran refinamiento; al igual que el motor de gasolina, presenta además dos árboles de equilibrado. Con sus
350 Nm de par (disponibles entre las 1.750 y las 2.500 rpm), la fuerza de arrastre de este Diesel es impactante, al igual que sus 170 CV (125 kW) de potencia máxima. El consumo medio de solo 6,7 litros a los 100 km es una evidente muestra de la exitosa estrategia de eficiencia de Audi. Equipado con el TDI de dos litros, el Audi Q5 acelera hasta los 100 km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad punta de 204 km/h.

El motor más potente de la gama es el 3.0 TDI; este Diesel V6 moviliza nada más y nada menos que 240 CV (175 kW), su par motor de 500 Nm está disponible entre las 1.500 y las 3.000 rpm. Majestuoso en el despliegue de potencia y refinado en el sonido, permite al Audi Q5 alcanzar la marca de los 100 km/h en 6,5 segundos y una velocidad punta de 225 km/h. El tres litros consume de media 7,7 litros de combustible a los 100 km.

Cambio automático de siete marchas S tronic
El 2.0 TDI traslada su fuerza a un cambio manual de seis marchas. En el caso del 3.0 TDI y del 2.0 TFSI, Audi implementa una innovadora tecnología, el S tronic, un nuevo cambio de doble embrague con siete marchas. Este componente de alta tecnología es capaz de solventar el cambio de marcha en pocas centésimas de segundo, al tiempo que se caracteriza por su confortable funcionamiento y por su elevado grado de efectividad. El conductor puede dejar que el S tronic de siete marchas gestione los cambios de modo completamente automático o hacerlo él mismo de forma manual, opcionalmente mediante levas de cambio en el volante.

Al igual que en el nuevo Audi A4 en el Audi Q5 los componentes de la cadena de transmisión también han intercambiado su lugar; el diferencial se encuentra delante del embrague, inmediatamente detrás del motor. Esta solución, que permite desplazar el eje delantero hacia delante, proporciona una batalla larga y una distribución ideal de las cargas del eje.

Tracción intergral quattro
Audi, pionero en el sector de la tracción a las cuatro ruedas, equipa al Audi Q5 con la tracción integral permanente quattro, la única solución lógica para un SUV dinámico. En condiciones de marcha normales, la caja de transferencia envía las fuerzas al eje delantero y trasero en una relación de 40:60; una línea característica con carga algo mayor en el eje trasero que aumenta el placer de conducción. Pero en caso necesario, la tracción quattro es capaz de desviar hasta un 65% del par hacia la parte delantera y hasta un 85% a la parte trasera.

Tren de rodaje deportivo
El tren de rodaje también realza el carácter deportivo del Audi Q5. Tanto el eje delantero de cinco brazos como el eje trasero de brazos trapezoidales se han fabricado en su mayor parte en aluminio. El mecanismo de la dirección ubicado en la parte inferior envía los impulsos de giro directamente a las ruedas. Los frenos de grandes dimensiones proporcionan elevados valores de deceleración. Las llantas forjadas de aleación ligera de 17 pulgadas con neumáticos de la serie 235/65 pertenecen al equipamiento de serie, mientras que el equipamiento opcional ofrece grandes ruedas de hasta 20 pulgadas de diámetro.

Más funciones del ESP
Su programa de estabilización ESP ha sido completamente perfeccionado y dotado de innovadoras funciones inéditas entre los modelos de la competencia. A través de un sensor, el ESP detecta si el vehículo monta una baca, y por lo tanto si el centro de gravedad del Audi Q5 se encuentra a una mayor altura; la carga sobre el techo puede llegar a alcanzar los 100 kg. En este caso, el ESP interviene más pronto en situaciones límite. Sin carga sobre el techo, el conductor podrá disfrutar al máximo del potencial dinámico del Audi Q5.

Asistente de descenso de serie
El Audi Q5 es un vehículo que puede utilizarse con cualquier propósito y sobre cualquier firme. Capaz de arrastrar un remolque con una carga de hasta 2 toneladas, se presenta como un potente vehículo tractor que también se desenvuelve perfectamente sobre terreno sin asfaltar. El asistente para el descenso de pendientes, de serie, proporciona una mayor seguridad al bajar pendientes muy pronunciadas, ya que regula la velocidad seleccionada mientras el vehículo no supere los 30 km/h. El sistema de estabilización ESP y su función ABS incorporan campos característicos específicos para el manejo offroad. Sobre terreno sin asfaltar, el ESP centra su atención en la máxima tracción; el ABS detecta automáticamente la naturaleza del suelo y selecciona la estrategia de regulación ideal para arena, grava o piedras.

La capacidad ascensional del Audi Q5 es elevada, alcanzando los 31 grados, lo que equivale al 60%. El ángulo de talud, gracias al corto voladizo delantero, es de 25 grados, y el ángulo en pendiente, que depende de la batalla, es de 17,5 grados. La distancia con respecto al suelo es de 20 cm, aunque puede aumentar hasta los 50 cm si se pretende atravesar zonas encharcadas.

Audi drive select
El sistema de regulación opcional Audi drive select gestiona el modo de funcionamiento de distintos componentes técnicos y está disponible en varios niveles de equipamiento. Con solo pulsar un botón, el conductor puede decidir si el sistema debe funcionar de un modo confortable, especialmente equilibrado o deportivo. Si el vehículo equipa el sistema de manejo MMI se ofrece además un cuarto campo característico que el conductor podrá configurar de forma individual.

Audi drive select está disponible en combinación con dos innovadores componentes: la regulación electrónica de la amortiguación y la dirección dinámica Audi. Equipada con una transmisión superpuesta, este último sistema varía la desmultiplicación de la dirección y la servoasistencia de forma continua en dependencia de la velocidad, es decir, requiere un menor esfuerzo en las maniobras de aparcamiento y se presenta rígida y menos sensible al alcanzar velocidades más altas. En situaciones límite, la dirección dinámica estabiliza al Audi Q5 en colaboración con el ESP mediante pequeñas intervenciones ultrarrápidas en la dirección.

Opciones de asistencia de alta tecnología
Audi ofrece su nuevo SUV de altas prestaciones con un equipamiento de serie especialmente generoso que incluye, entre otros elementos, un equipo de audio con ocho altavoces. En el ámbito multimedia encontramos toda una serie de componentes de vanguardia: en el nivel de equipamiento más sofisticado puede integrarse un teléfono Bluetooth, un lector de DVD, un sintonizador de TV, un control por voz inteligente, una interfaz para integrar el iPod del cliente y un sistema de sonido de alta tecnología del especialista danés Bang & Olufsen. El sistema de navegación superior integra un monitor de alta resolución que ofrece una novedosa presentación de los mapas en tres dimensiones. En el disco duro del que hace uso el sistema también pueden guardarse archivos de música en formato MP3.

El equipamiento opcional del Audi Q5 incorpora una amplia oferta de sistemas de alta tecnología procedentes directamente de la clase de lujo que convierten la conducción en una experiencia más relajada y majestuosa. Destacan aquí el asistente de aparcamiento Audi parking system advanced con cámara de marcha atrás integrada, el asistente de mantenimiento de carril Audi lane assist y el Audi side assist, que previene ante cambios de carril peligrosos. El adaptive cruise control mantiene a este SUV de altas prestaciones a una distancia constante con respecto al vehículo precedente.

Otros componentes de alta tecnología para el Audi Q5 son el sistema advanced key que permite acceder al vehículo sin hacer uso de la llave, el control de la presión de los neumáticos, el gran techo de cristal panorámico con función deflectora adicional, el climatizador automático de tres zonas, las cortinillas parasol para las lunas traseras, el sistema de iluminación dinámica en curva adaptive light, el portón del maletero eléctrico y un enganche de remolque abatible.

El asistente para las luces de carretera conmuta automáticamente entre las luces de carretera y las luces de cruce. Los asientos delanteros pueden equipar opcionalmente un ajuste eléctrico, así como calefacción y ventilación; también aquí queda patente el lujo procedente de la clase superior que Audi ofrece en el nuevo SUV de altas prestaciones.