Prueba nuevo Opel Mokka 2021: un cambio radical

12 Prueba nuevo Opel Mokka 2021: un cambio radical
Fotos: Opel Mokka 2020
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

El nuevo Opel Mokka presenta un cambio tan radical, que parece otro modelo. ¿Qué más esconde?


Normalmente, cuando se presenta una nueva generación de un modelo, hay elementos que se mantienen de la anterior, ya sean algunos motores, equipamientos, rasgos estilísticos, o incluso la plataforma. Pero no es el caso del Mokka, con el que los ingenieros y diseñadores de la marca han hecho borrón y cuenta nueva. Tanto es así que hasta se ha cambiado su nombre, ya que antes se denominaba Mokka X.

El nuevo Opel Mokka es un SUV urbano más pequeño (mide 4,15 metros de largo, lo que son 12,4 cm menos que antes) y, sobre todo, mucho más atractivo desde el punto de vista estético, adaptando un diseño, basado en el del Opel GT X Concept de 2018, más aristado y contemporáneo que el de su predecesor. Además, admite un elevado grado de personalización, pudiendo cambiar el color del techo sin coste (negro, rojo o blanco), del capó por 416 euros (negro), y hasta elegir para las llantas diferentes embellecedores de colores intercambiables.

Construido sobre la plataforma CMP de PSA, la gama mecánica también cambia por completo, siendo ahora procedente del grupo automovilístico francés. Su oferta de motores es reducida, pero todos ellos son muy competentes. Hay un motor 1.2 turbo de gasolina con dos niveles de potencia, un 1.5 turbodiésel y un eléctrico con 324 km de autonomía oficial. No está previsto que haya variantes híbridas, ni tampoco que se ofrezca tracción total en opción. El propulsor de gasolina se produce en versión de 100 ó 130 CV, en el segundo de los casos con cambio automático opcional por 1.871 euros adicionales. También existe un diésel de 110 CV (sólo manual) y un eléctrico de 136 CV. Los acabados son, de menos a más equipado, Edition, GS Line, Business Elegance y Ultimate. 

¿Como es el interior del nuevo Opel Mokka?

interior opel mokka 2021

La primera impresión del habitáculo es agradable, pues es moderno y muy vistoso gracias a las molduras decorativas personalizables y al cuadro de mandos, que es siempre digital (de 7″ de serie y de 10″ en opción). Además, Opel ha tomado la buena decisión de mantener los mandos del climatizador en lugar de integrarlos en la pantalla central. El sistema multimedia no es especialmente rápido ni avanzado, pero sí bastante intuitivo e incluye compatibilidad para Apple Carplay y Android Auto. Por calidad de materiales cumple, sin destacar,

A pesar de que el nuevo Mokka es más pequeño que su predecesor, mantiene su batalla e, incluso, la mejora en 5 mm. Aun así, su habitabilidad se sitúa un poco por debajo de la media en su segmento. Además, la forma de la carrocería repercute en que las puertas posteriores son algo justas en altura, incomodando el acceso. El maletero, con 350 litros de capacidad y doble fondo, tampoco es de los más brillantes del segmento. Eso sí, sólo pierde 6 litros respecto al de su antecesor.

En marcha va mucho mejor

Opel Mokka 2021 trasera

¿Y en marcha? Respecto al antiguo Mokka X, el salto cualitativo en lo referente a agilidad, refinamiento y dinamismo es muy grande. Aunque el Mokka no destaca en esos aspectos frente a la competencia, sí que ha mejorado en todos ellos, gracias en parte a que, de media según versiones, el peso del vehículo se ha reducido en 120 kg. Donde no ha ganado tanto es en confort de marcha, pues su blanda suspensión es esponjosa a baja velocidad, pero en carretera no termina de transmitir el aplomo idóneo. Asimismo, su aislamiento acústico es bastante bueno, aunque se percibe cierto ruido aerodinámico en autopista procedente de la parte frontal y de los retrovisores.

Otro aspecto en el que el nuevo Mokka es mucho mejor que el antiguo Mokka X es en el motor. Este propulsor 1.2 tricilíndrico es bastante silencioso, vibra poco y ofrece un rendimiento sobresaliente. Con él, el Mokka es una de las alternativas más rápidas entre sus rivales, y lo combina con un consumo muy razonable: en condiciones reales, unos 6,7 L/100 km. Además, su caja de cambio automática de ocho marchas es suave y eficiente. 

Así las cosas, el nuevo y prácticamente reconcebido Mokka lo tiene todo para superar los registros comerciales de su predecesor, del cual Opel logró vender más de un millón de unidades en Europa desde su lanzamiento en 2012 hasta su retirada del mercado en enero de 2020.

Ficha técnica Opel Mokka 1.2 Turbo 130 Aut. GS Line

  • Motor: Gasolina, 3 cilindros en línea, turbo, 1.199 cc
  • Potencia: 130 CV a 5.500 rpm
  • Par: 230 Nm a 1.750 rpm
  • Transmisión: Automática, ocho velocidades
  • Tracción: Delantera
  • Peso: 1.220 kg
  • Dimensiones (m): 4,15 x 1,79 x 1,53
  • Maletero: 350 L
  • 0-100 km/h: 9,2 segundos
  • Velocidad máxima: 200 km/h
  • Consumo: 5,9 L/100 km

 

 

Opel Mokka