210 km/h - 5,6 l/100 km - 25.770- - 136 CV

Volvo S40 2.0D Kinetic

apertura jaguar
Jaguar X-type año 2004
Autofácil
Autofácil


Hasta hace poco tiempo, tener un Volvo significaba poseer un modelo de cierto caché, con una imagen de coche seguro… pero con un diseño poco atractivo. Pero los tiempos cambian y, afortunadamente, los Volvo también; algo que empezó a ponerse de relieve con la llegada del primer S40 -allá por 1996-. Ahora, ocho años después, el sustituto de aquel modelo es un producto mucho más moderno y atractivo… a pesar de lo cual conserva un inconfundible aire de marca.

Para conseguir un vehículo competitivo, la marca sueca ha tenido que ‘echar mano’ de su socio Ford -grupo al que pertenece Volvo desde 1999-. Así, el S40 2.0D -sin duda la versión más recomendable de la gama- cuenta con una plataforma y un motor turbodiesel que ya emplea, por ejemplo, el monovolumen Ford Focus C-Max. Que el Volvo recurra a estos dos elementos es una buena noticia, pues permiten que el S40 ofrezca un excelente comportamiento y unas elevadas prestaciones. Pero no todo es positivo: por ejemplo, el interior -aunque de diseño muy agradable- está pensado sólo para cuatro personas y el maletero es justo. Además, el hecho de inscribirse dentro del segmento premium -al cual pertenecen las marcas de reconocido prestigio por su historia e imagen- provoca que su precio sea similar al de modelos más grandes y potentes -como un Renault Laguna 2.2 dCi de 150 CV- aunque, a cambio, cuenta con un completo equipamiento de serie desde el nivel de acabado más básico.

Por dentro y por fuera

En el interior del S40 uno se encuentra rápidamente a gusto: resulta poco recargado -lo cual da sensación de desahogo- y, además, no se echa en falta nada.
Calidad mejorable: En este apartado, el Volvo sorprende negativamente: mientras la parte superior del salpicadero está recubierta de un material acolchado y el ajuste general es bueno, en las zonas menos visibles existen plásticos duros y de peor calidad. ¡Qué fácil! En la distribución y diseño de los mandos prima la sencillez, y de un simple vistazo disponemos de suficiente información para manejar cualquier función. Sólo las del menú que aparecen en el display central son más complejas, pero sirven para activar funciones poco usuales, como el Follow Me Home. Eso sí, algunos mandos son muy pequeños, como el del warning, el que conecta las luces, el de la luneta térmica… IDIS: buena idea, pero poco útil. El S40 añade un novedoso sistema llamado IDIS -es de serie y no se puede desconectar- que, cuando la persona al volante necesita la máxima concentración -por ejemplo, en un adelantamiento-, retrasa la llegada de cualquier información al conductor relacionada con el funcionamiento del coche, e incluso, una llamada de teléfono -lo determina dependiendo de lo que se acelere, frene…-. Cómodo pero… La postura a los mandos es confortable, pues volante y asiento del conductor cuentan con todo tipo de reglajes. Sin embargo, la sujeción de la banqueta es algo justa. ¿Amplio? los hay mejores: El espacio en la parte posterior no es uno de los puntos fuertes del S40, pues su anchura máxima es de 1,42 m -lo que significa que difícilmente podrá viajar con comodidad un quinto pasajero– y la altura se queda en 87 cm -siete cm menos que la media, donde los líderes son el Ford Mondeo y el Citroën C5-. Eso sí, la banqueta trasera es cómoda y el espaciopara las piernas resulta suficiente.

Cómo va

El Volvo S40 es un gran viajero. Siempre hay potencia: El motor ofrece lo mejor de su rendimiento entre las 1.800 rpm y las 4.200 rpm, con una respuesta contundente y progresiva. Seis marchas: el complemento ideal, el cambio está muy bien estudiado, con una sexta velocidad que permite viajar a 120 km/h con el motor girando a sólo 2.000 rpm, lo cual reduce el consumo y el ruido del motor. Eso sí, introducir la marcha atrás -junto a la primera velocidad, pero empujando con algo más de fuerza hacia la izquierda- resulta confuso. Se detiene pronto: El S40 dispone de unos frenos potentes y resistentes, aunque el tacto del pedal es algo esponjoso -hay que pisar más de la cuenta para que el coche empiece a frenar-. ‘Abecedario’ de serie: El ABS, DSTC -control de estabilidad-, BAS -asistente a la frenada de emergencia- y el TCS -control de tracción- vienen de fábrica. ¡Qué chasis! El comportamiento del S40 es muy bueno en cualquier tipo de vía y a cualquier velocidad. Es un vehículo muy neutro y noble, y siempre transmite al conductor la sensación de que todo está bajo control. La principal pega: La dirección, con asistencia electro-hidráulica, está demasiado asistida, lo que resta precisión a la hora de trazar una curva rápida.

Veredicto

El S40 es una buena opción para quien busque un modelo cómodo, estable, rápido, que consuma poco y que goce de cierta exclusividad… sin que le importe que sea algo caro. Eso sí, quien demande algo más amplio tendrá que fijarse en modelos de marcas generalistas.
Por qué comprarlo: Por su comportamiento, por el rendimiento del motor y por su imagen premium.
Por qué no comprarlo: Su maletero es pequeño, y por menos dinero hay alternativas igual de interesantes.

Lo que otros no te cuentan

¿Lo quieres familiar? Por 1.500e más, Volvo ofrece el V50, que es la versión familiar del V50. Aunque no es más habitable y el maletero es casi el mismo -413 litros en vez de 404-, sí ofrece una mayor practicidad gracias a sus barras en el techo, al portón trasero -la boca de carga del S40 es muy pequeña- y a los compartimentos que tiene el maletero.

¿Merece la pena el S60? El hermano mayor del S40 es el S60. Sin embargo, esto es algo que se nota más en el nombre y en el precio que en la realidad: el S60 mide 4,58 metros de largo -11 cm más que el S40- y su maletero es de 425 litros -21 más que el S40-… y hay que desembolsar por él, en el caso del 2.4 D de 130 CV Kinetic -comparable al S40 que probamos-, 30.450€ -4.680 más que por un S40- sin que el equipamiento sea apenas superior -añade llantas de aleación-.

Es difícil que encuentres uno igual en tu calle. Según Volvo, para el 2004, las previsiones de venta del S40 en España son de unas 3.000 unidades… es decir, la cuarta parte de los Renault Mégane que se comercializan en un mes. Además, la lista de espera para este modelo oscila entre los cuatro y cinco meses. ¿La razón? El S40 tan sólo se fabrica en la planta que Volvo tiene en Gante -Bélgica-, y desde allí tiene que surtir a todos los mercados. Entre ellos, destaca el de Estados Unidos, donde Volvo tiene previsto vender 20.000 unidades en 2004, un 85% más que en España -la marca sueca pretende vender un total de 70.000 unidades del S40 en todo el mundo durante el presente año-.

Todo queda en familia. MOTOR: El propulsor 2.0 D del S40 es el mismo que estrenó hace unos meses el Ford Focus C-Max y que la marca estadounidense ha desarrollado junto con PSA -Peugeot/Citroën-. Este motor también lo equipan los Peugeot 307 y 407, y el Volvo V50. Es un cuatro cilindros con 16 válvulas, inyección directa por common rail y filtro de partículas*.
PLATAFORMA: Es la misma que también estrenó el Ford Focus C-Max y, posteriormente, el Mazda 3. La llevará el próximo Ford Focus que llegará en octubre.

Rivales

AUDI A4 1.9 TDI
Precio: 29.860€
Potencia: 130 CV
Velocidad máxima: 210 km/h
Consumo: 5,6 l/100 km
Tamaño: 454 x 176 x 142 cm
Maletero: 445 litros
Está penalizado, principalmente, por dos razones: a finales de año, sufrirá un profundo restyling y recibirá un nuevo motor 2.0 TDI de 140 CV, y su fiabilidad mejorable.

BMW 320d
Precio: 31.200€
Potencia: 150 CV
Velocidad máxima: 216 km/h
Consumo: 5,5 l/100 km
Tamaño: 447 x 174 x 142 cm
Maletero: 440 litros
Su buen motor, elevadas prestaciones y excelente calidad le aúpan a la primera plaza… pero no hay que olvidar que su habitabilidad es de las peores, cambia en 2005 y es más caro.

JAGUAR X-TYPE 2.0D
Precio: 28.900€
Potencia: 130 CV
Velocidad máxima: 201 km/h
Consumo: 5,6 l/100 km
Tamaño: 467 x 178 x 139 cm
Maletero: 452 litros

Es, sin duda, el más exclusivo del grupo, pero le penaliza la ausencia de control de estabilidad de serie y que el cambio de marchas sólo tenga 5 velocidades…

Ficha Técnica

MARCA MODELO
Motor Turbodiesel, 4 cil. en línea Neumáticos 205/55 R16
Cilindrada 1.998 cc Nº puertas 4
Potencia 136 CV a 4.000 rpm Depósito 55 litros
Par 340 Nm a 2.000 rpm Tamaño 447 x 177 x 145 cm
Velocidad máx. 205 km/h Combustible Diesel
0 – 100 km/h 9,5 segundos Peso 1.462 kg
Tracción Delantera Maletero 404 litros
Cambio Manual de seis velocidades Euro NCAP
Consumo 5,6 l/100 km CO2 145 g/km
De serie Ocho airbags, ABS, TCS, DSTC -control de estabilidad-, climatizador, dirección asistida, cuatro elevalunas eléctricos, cierre centralizado con mando a distancia, WHIPS. Opciones Llantas de aleación (desde 750 euros), ordenador de a bordo (336), faros antiniebla (230), cargador de CD’s (384).
LA GAMA
1.8 125 CV 22.870€
2.4 140 140 CV 24.600€
2.4 170 170 CV 27.670€
2.5 T 220 CV 34.150€
2.0 D 136 CV 25.770€