El accidente de tráfico en tiempos de COVID-19

accidentetrafico 3
El accidente de tráfico en tiempos de COVID-19
Autofacil
Autofacil


La accidentalidad es una pandemia que no se ha reducido como se esperaba con la llegada de la pandemia por la COVID-19, ya en 2020 escribíamos sobre este tema comparando las dos pandemias: COVID-19 vs Accidentalidad vial. El accidente de tráfico en tiempos de COVID-19 no ha dejado de producirse ni tampoco sus terribles consecuencias.

Llevamos ya un año entero con las dos pandemias y en RiveKids entendemos que es el momento de reflejar los datos a un año vista con la clara esperanza de aprender de los errores pasados y no repetirlos en el futuro.

Datos sobre accidentes de tráfico en tiempos de COVID-19

Los datos provisionales que nos ofrece la DGT con respecto a fallecidos por accidente de tráfico en vial interurbana en este año completo son:

Periodo Fallecidos
(Dados provisionales DGT)
Marzo 2020 53 fallecidos
Abril 2020 30 fallecidos
Mayo 2020 43 fallecidos
Junio 2020 50 fallecidos
Julio 2020 114 fallecidos
Agosto 2020 87 fallecidos
Septiembre 2020 98 fallecidos
Octubre 2020 97 fallecidos
Noviembre 2020 54 fallecidos
Diciembre 2020 80 fallecidos
Enero 2021 52 fallecidos
Febrero 2021 59 fallecidos
 

Datos más que alarmantes sobre una realidad, la del accidente de tráfico en España, que pone de manifiesto cómo la pandemia de los fallecidos en accidente de tráfico no tiene que ver únicamente con la cantidad de desplazamientos por carretera. Con reducciones de desplazamientos de hasta un 50 % el número de fallecidos en las carreteras no ha descendido en la misma proporción, incluso en algún mes ha repuntado por encima del mismo periodo en años sin COVID-19.

¿Qué falta para reducir los accidentes de tráfico y sus consecuencias?

Es imprescindible una investigación técnica e independiente de estos accidentes de tráfico, de todos, para que de la misma forma que ya sucede en aeronáutica, se saquen unas conclusiones técnicas que permitan aplicar nuevas medidas que reduzcan de forma efectiva los fallecidos en accidente de tráfico. Pongamos un ejemplo más cercano al mundo de los coches, en la F1, cada accidente, con o sin consecuencias fatales para los pilotos, se estudia de forma técnica y en base a dicho estudio se implementan mejoras en los monoplazas, en la pista o en los protocolos de atención.

Elementos como el Hans o el Alo son desarrollos que nacieron de un análisis técnico independiente de lesiones producidas en los accidentes en estos monoplazas. El Hans, además, se ha extendido por toda la competición automovilística y hoy es un elemento de seguridad pasiva obligatorio en casi todas las disciplinas.

¿Se imaginan que de cada accidente salieran unas conclusiones técnicas que se pudieran aplicar a medio y largo plazo como sucede en otras facetas de la vida? Para que eso suceda solo se necesita mucha investigación técnica sobre las causas reales de los accidentes y los mecanismos lesionares que producen tanto los fallecimientos como las heridas graves y leves.

Para luchar contra la COVID-19 tenemos la distancia social, las medidas higiénicas, las vacunas. Para luchar contra el accidente de tráfico y sus consecuencias tenemos las normas de circulación, la educación vial, las tecnologías en coches y vías. Tanto en una como en otra pandemia los ciudadanos tenemos responsabilidad, pero la administración también la tiene, ya que es la administración la que dictamina las normas, vela por su cumplimiento, crea las infraestructuras, se encarga de su mantenimiento y debería investigar los accidentes de tráfico para poner soluciones concretas a estos más allá de reducir la velocidad máxima permitida o aumentar las sanciones en el permiso por puntos.

En este año de pandemia por COVID-19 las conductas de los ciudadanos se han modificado, también en temas de seguridad vial. Se han multiplicado los vehículos sin la ITV al día y en la última campaña de revisión del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil el número de personas que no les usaban ha aumentado:

  • Se ha pasado de 132 niños sin hacer uso del SRI en la campaña de marzo de 2020 a 192 en esta campaña de marzo de 2021.
  • Aumenta un 7 % el número de ocupantes que no usa el cinturón de seguridad.
  • El 77 % de los ocupantes que no utilizaban elementos de seguridad se han detectado en vías convencionales.