La tecnología, clave

Principales tendencias que veremos en los coches de 2016

futuro1
Principales tendencias que veremos en los coches de 2016
Victor Delgado
Victor Delgado
En los lanzamientos de este año, el sector de la automoción se centrará en innovar en la tecnología, la personalización o la seguridad.


El sector automovilístico ha cambiado y evolucionado muy rápido en los últimos años. No hace mucho tiempo, en los modelos previstos para su lanzamiento, lo que predominaba era el aspecto prestacional. Sin embargo las tendencias se han modificado y para este 2016, los coches que llegarán centrarán sus innovaciones en el terreno tecnológico, de seguridad, de eficiencia y de personalización, principalmente. No obstante, es justo decir que algunos parámetros, como el del consumo o el de la practicidad, continúan ´vendiendo´ mucho.

Nos encontramos en una época de cambio hacia los vehículos autónomos, y eso hace imprescindible la conectividad, tanto con el entorno como con el propio ´conductor´ o usuario. Cada vez más, el coche se convertirá en un ordenador que nos lleva de un lado a otro, y para ello se antoja imprescindible la seguridad, aspecto que mejora a pasos agigantados. Sin ir más lejos, el coche probado por la compañía estadounidense de Google todavía no ha tenido un accidente por culpa suya, y hace muy poco pudimos ver a un Citroen C4 Picasso cruzando España€ sin nadie al volante.

Todo esto repercutirá en la personalización, ya que al igual que en nuestro smartphone u ordenador cambiamos el fondo de pantalla, el vehículo también podrá ser la viva imagen de lo que nos gusta más allá de un color determinado. Cada vez más marcas apuestan por un amplio catálogo de opciones, y en el pasado Salón de Tokio fue presentado el Nissan Teatro for Dayz, automóvil que hasta los asientos ejercían como un display personalizable -aunque para esto aún faltan unos años más-.

Además, estos futuros ´dispositivos con ruedas´ sabrán adaptarse a nuestra vida diaria, pudiendo distinguir entre un día laborable o uno de fiesta, con el fin de cumplir nuestras necesidades de una forma más efectiva. Igualmente, ´aprenderán´ nuestra forma de conducir, captando datos mediante multitud de sensores y modificando su comportamiento acorde a nuestra conducción. Al guardar esta información, esto servirá para, por ejemplo, saber de forma general cómo ha sido tratado un coche a la hora de comprar uno de segunda mano.Tecnología en el habitáculo del coche

Esta inteligencia artificial repercutirá en recomendaciones del sistema al usuario para mantener su vehículo en un estado óptimo, pudiendo ofrecerle así un trato mucho más cuidadoso en función de sus necesidades. Otra de las ventajas es la conexión a internet, la cual nos permite disponer en tiempo real de información valiosa en ruta, como la meteorológica o si hay atascos en nuestro trayecto. Del mismo modo, los sistemas podrán actualizarse online, exactamente igual que cuando nos llega una nueva versión del sistema operativo al teléfono.

Con ello, los usuarios acabarán beneficiándose, pues los fabricantes subirán a la nube datos sobre los principales patrones de conducción y la respuesta de los vehículos, de cara a la mejora de estos en comportamiento y en seguridad. Así, detectarán cómo van éstos, por ejemplo, en hielo o lluvia, incidiendo en esos aspectos para las próximas actualizaciones.

Por último, se acrecentará la presencia de las múltiples cámaras y detectores que hay en la actualidad -que no son pocos-. De esta forma, los sensores de proximidad, pilotos automáticos, GPS, detectores de líneas de la carretera… serán protagonistas. ¿Nuestra siguiente preocupación? Que no nos hackeen el coche.