Es el segmento de moda en la automoción

¿Cómo elegir el mejor SUV?

jcrcontent.resizeviewport.noscale.filereference
¿Cómo elegir el mejor SUV?
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El segmento de los SUV está de moda más que ningún otro en la industria automotriz y la oferta es muy amplia en el mercado. Por eso, es necesario tener en cuenta ciertos detalles a la hora de elegir coche nuevo.


Para hablar de los SUV debemos empezar por el principio. Los vehículos SUV son vehículos todocamino de gran versatilidad y dinamismo que ofrecen al conductor la posibilidad de moverse con total comodidad por el entorno urbano o por carretera, pero también permiten afrontar situaciones más complicadas fuera del asfalto. A grandes rasgos las siglas SUV, que son el acrónimo de ‘Sport Utility Vehicle’ o lo que es lo mismo, ‘Vehículo de utilidad deportiva’, se aplican a coches con un chasis elevado, familiares y con tracción a las cuatro ruedas.

Actualmente, el segmento SUV es uno de los más rentables en el mercado y la oferta de este tipo de vehículos no para de crecer. Pocas son las marcas que han podido resistirse a fabricar un modelo de estas características. La principal diferencia entre un SUV y un 4×4 clásico es su propia naturaleza, ya que los primeros están pensados para adaptarse mejor a la circulación por carretera, mientras que los 4×4 tienen una función mucho más orientada a la conducción ‘off-road’.

Ante el emergente y ya consolidado éxito del segmento SUV, la oferta también se ha disparado, permitiendo al usuario elegir entre infinidad de marcas, modelos y estilos. Tanta variedad puede producir cierta confusión a la hora de comprar un SUV y para no equivocarnos al elegir, es necesario tener en cuenta ciertos puntos básicos.

5 claves para elegir un SUV

  • Tamaño: La oferta del segmento SUV abarca propuestas de cualquier tamaño, desde modelos urbanos de 4 metros pensados para una movilidad más ágil en ciudad a modelos familiares de más de cinco metros con una mayor capacidad de carga para largos viajes. De esta forma, deberemos pensar en qué uso general vamos a dar a nuestro vehículo y elegir en función de nuestras necesidades.
  • Cinco o siete plazas: Siguiendo a vueltas con el tema del tamaño, nos centramos ahora en el espacio que nos pueda ofrecer el habitaculo interior. Una de las claves es decidir si optamos por cinco plazos o versiones dotadas de siete plazas, es decir, con dos más añadidas y escamoteables en el piso del maletero. Generalmente suponen un sobreprecio del vehículo y pueden crear limitaciones de espacio en el maletero.
  • Motor: Diésel, gasolina, híbrido… Esta duda extensible a la compra de cualquier vehículo cobra especial referencia en el segmento SUV al tratarse, por regla general, de vehículos grandes y pesados que exigirán un plus en el consumo. Aunque hasta hace poco el diésel parecía ser la opción favorita sin discusión, la nueva tecnología de los motores gasolina y el ‘acorralamiento’ que están sufriendo los coches diésel por los problemas de contamianción en las grandes ciudades han sembrado la duda. Además, las opciones híbridas también están tomando cada vez más protagonismo en la búsqueda de una movilidad más sostenible.
  • Carrocería: Los SUV pueden variar también en función de la forma de su carrocería. Dependiendo de las medidas del paragolpes delantero y trasero, los refuerzos o la altura con respecto al suelo, el coche nos permitirá hacer frente de una manera u otra a la conducción ‘off-road’. De hecho, este detalle ha provocado que muchas marcas apliquen a un mismo modelo diferentes versión en este sentido.
  • Marca y modelo: Como ya hemos comentado con anterioridad, practicamente la totalidad de marcas del mercado automotriz cuentan entre su gama de vehículos con algún modelo incluido en el segmento SUV. Ahora bien, nuestra elección dependerá también de lo que estemos dispuestos a gastar. En el mercado podemos encontrar desde modelos más económicos como el Dacia Duster (Desde 11.000€), Nissan Juke (Desde 14.000€) o Renault Kaptur (Desde 16.000€) hasta un Porsche Cayenne (Desde 120.000€) o un Bentley Bentayga (Desde 241.000€).