Transferir un vehículo de 2ª mano en tiempos de pandemia

transferenciavehiculosinternet
Transferir un vehículo de 2ª mano en tiempos de pandemia
Nicolás Merino
Nicolás Merino

El mercado de vehículos de segunda mano sigue estando muy afianzado en España. Además, la irrupción del coronavirus ha disparado la venta de este tipo de vehículos. Te contamos cómo puedes realizar una transferencia, desde el móvil, evitando cualquier tipo de contacto.


El coronavirus ha modificado la hoja de ruta del sector del automóvil en todos los sentidos. Sin embargo, ante el temor de compartir espacios comunes, la venta de vehículos de segunda mano se ha disparado desde que llegó la pandemia. Tal y como anuncia la Asociación Nacional de Vehículos a Motor (Ganvam), los vehículos de más de 15 años, los cuales representan una tercera parte del mercado en nuestro país, sólo han caído un 14,3%.

Esto choca con la caída del 32,7% que sí que han tenido los vehículos de segunda mano con una antigüedad no superior a los ochos años. Si tú también estás interesado en adquirir un vehículo de segunda mano o quieres transferir el tuyo propio pero no te atreves a causa del coronavirus, sigue leyendo para ver cómo puedes hacerlo evitando cualquier tipo de contacto.

A la hora de llevar a cabo la transferencia de un vehículo de segunda mano se puede hacer de tres maneras diferentes: acudiendo a una gestoría, realizándolo nosotros mismos o a través de webs especializados. La primera y última opción son más sencillas pero también acarrean un desembolso económico mayor que si lo hiciéramos por nuestra cuenta.

Como te hemos dicho, el objetivo es evitar cualquier contacto innecesario, por lo que vamos a recurrir a una web especializada en el cambio de nombre del coche a un precio ajustado, como por ejemplo, Tramicar. Además, podrás realizar la operación desde un teléfono móvil, una tablet o un ordenador en cuestión de minutos.

Cómo transferir un coche de segunda mano con Tramicar

foto tramicar

El funcionamiento de su página web es realmente sencillo. Una vez que el comprador y el vendedor han llegado a un acuerdo para la compraventa del vehículo en cuestión, deberán aportar los DNI/NIE, permiso de circulación del coche y la tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo (ITV). Cumplimentada dicha información, bastará con pulsar el botón ‘transferir coche’ e introducir una serie de datos en la plataforma.

Una vez introducidos, la calculadora de Tramicar te devolverá el coste de la venta del vehículo -incluye 150 euros de gastos de gestión- y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el cual variará en función del vehículo, su antigüedad y de la Comunidad Autónoma del comprador del vehículo. Conocido el presupuesto, se introducen los datos básicos de comprador y vendedor. Por ejemplo, domicilio para poder enviar toda la documentación una vez se haya completado el proceso de compraventa.

En este punto, la información aportada se verifica y se añade el precio del vehículo acordado por ambas partes, cuyo precio será incluido en el contrato de manera automática. Lo siguiente es introducir los datos bancarios para poder realizar la precarga por el importe total de tramite.

Una vez que se ha hecho el pago, el siguiente paso es confirmar con la Dirección General de Tráfico (DGT) si el vehículo es transferible. ¿Cuándo un vehículo es transferible? Cuando cuente con el Impuesto de Circulación del año anterior abonado, no posea ningún tipo de sanción fiscal o tributaria, y no disponga de reserva de dominio, embargos o precintos.

Tras obtener el informe de Tráfico, Tramicar requerirá que los usuarios se identifiquen. Para ello, es necesario que los usuarios capturen el anverso y el reverso de su DNI/NIE y efectuar un reconocimiento facial. De esta forma, se comprueba el porcentaje de parecido que hay entre la foto del DNI/NIE y el reconocimiento facial.

Comprobadas las identificaciones, se procederá a la firma de documentos -introduciendo un PIN en los diferentes documentos- y, posteriormente, al cargo del importe indicado en el presupuesto. Tramicar comenzará el proceso de trámite y, una vez tenga el nuevo permiso de circulación, lo enviará al domicilio del comprador. Mientras llega, un certificado permite conducir el vehículo de segunda mano.