Las caravanas suben al tejado

Hotel Pierdrei: un hotel con autocaravanas

pierdrei hotel
Hotel Pierdrei: un hotel con autocaravanas
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo
La atocaravana, por definición, constituye una alternativa al hotel, pero este establecimiento alemán ha consegido aunar los dos conceptos en una curiosa iniciativa.


Es un hotel… y un juego estético. Las caravanas están de moda y la azotea del hotel Pierdrei es un pequeño homenaje a esos viajes en caravanas de siempre. Hasta ahora uno de los objetivos de viajar en autocaravana es ahorrarse la habitación de hotel. Y quizá por eso hay hoteles que han incorporado la autocaravana a su galería de habitaciones.

Lo que ha hecho el hotel Pierdrei de Hamburgo (Alemania) demuestra, sin lugar a dudas, la habitabilidad y practicidad de estos vehículos: ha colocado una serie de caravanas en su parte superior, en la azotea, para así aumentar el número de habitaciones y, de paso, añadir variedad a su oferta. Un reclamo más para la ciudad más atrevida de Alemania, muy cerca de su nueva Filarmónica y en la nueva ciudad portuaria, la Hafen City, un lugar de referencia para el nuevo turismo de la ciudad.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos

Esta iniciativa se abre al público en septiembre, después de la temporada alta de este 2019, pero ha llegado para quedarse. Al fin y al cabo, es una manera de diferenciarse de la competencia, y de paso hacer un guiño (o más bien un codazo) al cliente «camper», una disciplina que como sabemos está en alza. Si hay parques y hoteles con múltiples posibilidades de diversión, ¿por qué no hacer uno temático de autocaravanas?

Subir las autocaravanas a la azotea ya resultó por sí mismo espectacular. Requirió de una grúa de 140 toneladas que tuvo que alzar los voluminosos vehículos hasta arriba, a muchos metros del suelo, y luego posarlos con total seguridad en la azotea.

grand daddy 02

Los afortunados fueron tres remolques Dethleffs Coco, un modelo de última generación cuyas dimensiones se adecuaban al espacio disponible y la iniciativa. Su chasis está construido en materiales sólidos pero ligeros, y el peso no supera (en su modelo más contenido) los 900 kilos gracias a unas dimensiones más bien compactas. Dentro hay de todo: camas convertibles, cocina, zona de aseo y de descanso…

Bien es cierto que la iniciativa se inserta en un plan más grande, crear una ciudad «camper» en otro de los techos del hotel, como si de un jardín con vistas a la ciudad se tratase. Permanecen intactas el resto de las más de 200 habitaciones del complejo, así como el resto de servicios que ofrece, desde una sala de cine hasta un teatro para un centenar de personas. El acceso a la zona más interesante de la ciudad es inmediato, ya que estamos en pleno centro de Hamburgo. El precio, totalmente accesible: se puede conseguir una habitación desde 80 euros la noche.

Durmiendo por el mundo

huettenpalast 01b

Hay otros negocios que se han animado a incorporar la disciplina «camper», hoteles que ofrecen caravanas en lugar de habitaciones convencionales. Es el caso del Hüttenpalast en Berlín, donde se han rehabilitado caravanas para configurar los lugares de descanso de los pasajeros, perdón, de los clientes. El resultado es estético y no pierde el sentido económico.

grand daddy 01

También tenemos el The Grand Daddy en Sudáfrica, probablemente el padre de la gran idea de subir autocaravanas a la azotea del hotel. En este caso, sus siete caravanas metálicas son siete hermosas habitaciones que forman parte de su propio complejo, una terraza donde se ofrecen conciertos, copas y comidas.