Para combatir el tabaquismo

La DGT podría prohibir fumar mientras se conduce

tabaco 1
La DGT podría prohibir fumar mientras se conduce
Nicolás Merino
Nicolás Merino


La ministra de Sanidad ha señalado que la prohibición de fumar en los vehículos es una de las muchas medidas en las que está trabajando el Gobierno en su lucha contra el tabaquismo. A nivel de seguridad, es una de las distracciones más frecuentes, aunque el Reglamento de Circulación no lo contempla como delito.

María Luisa Carcedo, actual ministra de Sanidad, señalaba el pasado miércoles la intención del Ejecutivo de Sánchez de prohibir fumar en los vehículos privados como medida para combatir el tabaquismo. «Impedir que se fume en los coches está entre otras muchas medidas, pero seguiremos hablando en el futuro cuando haya líneas claras», señalaba Carcedo a EFE antes de presidir el Consejo Interterritorial.

Actualmente, hay dos grandes leyes en la lucha contra el tabaquismo pero, según la propia ministra, su aplicación no está vigilando. Pese a la negativa de algunos consejeros, Carcedo ha señalado que «no se trata de una decisión política sino de idoneidad según los criterios de seguridad, calidad y experiencia».

¿Qué dice la DGT?

fumadores coche 1

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones al volante. Fumar es una de las distracciones más frecuentes entre los conductores españoles, ya que encender un cigarrillo supone 4,1 segundos y fumárselo requiere otros tres o cuatro minutos, por lo que durante todo ese tiempo, el conductor está circulando sin tener los cinco sentidos en la propia conducción, con el consiguiente riesgo para la seguridad.

Por otra parte, según el Reglamento General de Circulación (RGC), fumar conduciendo no es un delito, sin embargo, los agentes de tráfico pueden considerar que fumar está generando una distracción que ponga en riesgo la seguridad vial y, por tanto, el conductor puede ser sancionado -no por fumar sino por la propia distracción generada por esa otra actividad-.

Otro motivo de multa que sí está recogido por la ley es arrojar objetos desde coches en marcha, incluidas colillas, lo cual supone una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.