¿Se puede lavar el coche durante el confinamiento?

tunel lavado
¿Se puede lavar el coche durante el confinamiento?
Andrés Martínez
Andrés Martínez

Tras varios meses aparcados muchos coches necesitan un lavado, pero... ¿se puede limpiar un automóvil durante la desescalada?


Durante el estado de alarma las dudas relacionadas con el mantenimiento del automóvil se han disparado. Y una de las preguntas más formuladas en los últimos días ha sido: «¿Puedo lavar el coche durante el confinamiento?«

No resulta extraño teniendo en cuenta que la crisis del coronavirus ha provocado que muchos coches permanezcan aparcados varias semanas. Y eso, lleva aparejado polvo, resina de los árboles y, en el peor de los casos, excrementos sobre la carrocería. Entonces, ¿permite la Ley que lavemos nuestro coche en la fase 0 de la desescalada?

Más información

Sí está permitido lavar el coche, pero…

Según lo estipulado en la Orden SND/337/2020 del 9 de abril, sí es posible. Eso sí, las áreas de lavado deben cumplir las siguientes condiciones de seguridad:

«Los servicios de lavado de vehículos mecánico, automatizado o autoservicio, si los hubiere, podrán prestar servicio siempre que se garanticen en todo momento las medidas de protección sanitaria y de higiene adecuadas para los usuarios y el personal de la instalación«.

Obviamente, lo que debe primar en esta situación es el sentido común. En pleno confinamiento no parece lógico acudir a la gasolinera solo porque nuestro coche está cubierto por una ligera capa de polvo.

Más información

Otros supuestos serían que tuviéramos que utilizar nuestro coche y estuviera tan sucio que impidiera la correcta visibilidad o que no se pudiesen leer correctamente las matrículas. Porque puede que lavar el coche no sea ilegal pero, por ahora, solo se puede conducir en los supuestos contemplados en el Real Decreto del Estado de Alarma y la Orden Orden TMA/384/2020. Así que si los agentes te paran y les dices que tú desplazamiento consiste en ir lavar el coche a una gasolinera, probablemente te metas en un lío. Y uno que te puede salir caro.