Un tribunal prohíbe a Ford vender coches en Alemania, ¿por qué?

Una irregularidad con las patentes de telefonía podría poner en peligro la producción y las ventas de Ford en Alemania
Un tribunal prohíbe a Ford vender coches en Alemania, ¿por qué?
Javier Jiménez
Javier Jiménez
El tribunal regional de Múnich acaba de hacer pública una sentencia que prohíbe la venta y la producción de coches Ford en Alemania.

Entre los sistemas de seguridad que forman parte del equipamiento de serie de cualquier vehículo nuevo vendido en la Unión Europea se encuentra la función llamada de emergencia, también conocida bajo el nombre de eCall. De hecho, desde el 31 de marzo de 2018, el cien por cien de los vehículos fabricados en suelo europeo están obligados a contar con esta tecnología. Como ya sabemos, agilizar la llegada de los servicios de asistencia médica en el momento que se produce un accidente de tráfico resulta fundamental para reducir el número de víctimas mortales y evitar las consecuencias de las lesiones.

Para poder hacer uso de esta funcionalidad, los vehículos deben incluir un dispositivo de comunicación móvil, equipado con una tarjeta SIM con 4G. De esta manera, cuando el sistema detecta que se ha producido un accidente grave, el coche se encarga de establecer contacto con los servicios de emergencias de manera automática. Más allá de la llamada, también se transfieren diferentes datos relevantes como el posicionamiento a través de las coordenadas GPS, las características del vehículo o la hora del siniestro.

Ford Mondeo 2023

De este modo, tanto los fabricantes de automóviles como las compañías responsables de los sistemas eCall deben pagar a los titulares de las patentes de telefonía móvil para poder utilizar este servicio. Hace tiempo, Ford fue demandada por ocho empresas por este motivo. Entre ellas, la compañía japonesa IP Bridge, dedicada a la explotación de patentes. Ahora, el tribunal regional de Múnich acaba de hacer pública una sentencia que prohíbe la venta y la producción de los coches de la marca del óvalo azul en Alemania. Además, tal y como hemos podido leer en varios medios de comunicación alemanes, el fallo del juez exige incluso que todos los vehículos en stock equipados con esta tecnología pasen a ser destruidos.

Para que la sentencia sea efectiva, el demandante debe aportar un depósito de 227 millones de euros en el juzgado. Si Ford no alcanza un acuerdo con IP Bridge, la sentencia judicial podría ejecutarse en un plazo de entre una y dos semanas. No obstante, lo más probable en este momento es que ambas compañías lleguen pronto a un acuerdo como ocurrió hace unos años con la demanda impuesta por esta misma compañía de gestión de licencias a Volkswagen.  De esta manera, Ford comprará las patentes de telefonía móvil necesarias para disponer de las licencias para el funcionamiento de los sistemas eCall de sus vehículos.

 

0 Comentarios