Cuesta 2,5 millones de euros

W Motors Lykan Hypersport: El superdeportivo arábigo

lykan hypersport 1
El W Motors Lykan Hypersport es un superdeportivo libanés fabricado con materiales como el oro y el platino
Autofacil
Autofacil
Mientras las grandes marcas ya están anunciando sus novedades para el Salón de Ginebra, en Oriente Medio se está celebrando el Salón de Qatar. Allí se ha presentado un superdeportivo de origen libanés del que sólo se fabricarán siete unidades.


El diseño del Lykan Supersport ha sido realizado por el propio presidente de la compañía, Ralph. R Debbas, quien estudió diseño del automóvil en la Universidad de Coventry (Reino Unido). Los detalles más llamativos son los faros LED con inserciones de diamantes y las costuras de oro para la tapicería. En el interior abundan los elementos fabricados en platino, y el tablero de instrumentos es una proyección holográfica. La estructura está fabricada en fibra de carbono, las llaves podrán ser de oro o platino, el techo está bañado en oro… En el desarrollo del Lykan han participado la empresa contratista de ingeniería y fabricación Magna Steyr y los diseñadores de StudioTorino.

El motor del Lykan Hypersport es un seis cilindros turbo situado en posición central trasera, que entrega 750 CV y 1.000 Nm de par motor. Está basado en un propulsor de Porsche, y se rumorea que la firma Ruf se ha encargado de prepararlo específicamente para W Motors. La velocidad punta de este superdeportivo es de 395 km/h, y acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

El W Motors Lykan Hypersport es uno de los pocos supercoches que cuentan con una promoción: Por adquirir una de sus siete unidades -tendrás que desembolsar 3,4 millones de dólares (2,5 millones de euros)-, te llevarás de regalo un exclusivo reloj Cyrus Klepcys, cuyo precio en el mercado supera los 200.000 euros.

Uno de los fundadores de W Motors, Sari el Khalil, ha explicado en el Salón de Qatar su política comercial: «Estamos escogiendo a nuestros clientes con mucho cuidado. Es el primer coche árabe, y queremos conductores árabes. Pero hemos conseguido interés en India y en Rusia«.