Radares autónomos: la nueva forma de multar que ya usan en Francia

radares-autonomos
Radares autónomos: la nueva forma de multar que ya usan en Francia
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Estos radares autónomos son capaces de desplazarse por sí mismos hasta la ubicación deseada e incluso son capaces de detectar los excesos de velocidad en las curvas.

Controlar los excesos de velocidad es una de las grandes cruzadas de cualquier organismo de tráfico que se precie. Una de las herramientas más efectivas es el radar y, sin entrar en polémicas acerca de dónde deberían estar ubicados, lo cierto es que es una buena herramienta para vigilar que los conductores respetan los límites de velocidad.

Conoce la ubicación de todos los radares con el buscador de Autofácil.es

En este sentido, Francia, uno de los países que más controla los excesos de velocidad, acaba de estrenar unos nuevos radares de tecnología punta. Conocidos como radares autónomos, estos cinemómetros son capaces de desplazarse por sí solos hasta la ubicación designada. Por ejemplo, son capaces de desplazarse por distintos puntos de una carretera, siempre que la orografía del terreno lo permita. Como puedes ver en las imágenes, presentan una forma de caja gris con unas líneas muy marcadas en su parte posterior.

La clave de estos radares es que no están fijos en una zona, por lo que los conductores tendrán que estar más atentos si deciden saltarse los límites de velocidad de la vía por la que circulan. Incluso los carteles que señalizan su ubicación se volverán más ambiguos al no sabes exactamente dónde estará el cinemómetro en cuestión.

Ojo, estos radares también detectan los excesos de velocidad en las curvas

radares-autonomos
Pinterest

Estos nuevos radares están cumpliendo con creces su función en Francia, multando en zonas donde los conductores estaban acostumbrados a no cumplir con los límites de velocidad. Asimismo, incorporan la tecnología LIDAR, que ya incluyen otros radares, y que hace que estos dispositivos sean capaces controlar ambos sentidos de una vía e incluso detectar excesos de velocidad en las curvas.

En Francia, este nuevo sistema está funcionando, por lo que no es descabellado pensar que los radares autónomos lleguen a España. Asimismo, en el país galo piensan ir un paso más allá y contemplan eliminar de manera definitiva los carteles que anuncian la ubicación de un radar. El motivo que esgrimen desde el organismo de tráfico francés es que los conductores tienen que cumplir con la velocidad establecida y para ello esta medida podría funcionar a la perfección.