Escenario natural para recordar y vivir.

Soria de cine: un escenario natural para recordar y vivir

Soria de cine
Soria de cine: un escenario natural para recordar y vivir
Pedro Madera
Pedro Madera

La naturaleza parece saber mucho de cine. Un río abajo, unos árboles que suben por la ladera y una pradera preparada para la acción. Eso no se improvisa y esta preciosa provincia se ha convertido en escenario de no pocos rodajes cinematográficos nacionales e internacionales a lo largo de su historia.

El objetivo es potenciarlos al máximo con plataformas de promoción de sus privilegiados paisajes, que convierten Soria en un lugar ideal para la filmación de western o películas históricas.

Soria de cine

Para la mítica Doctor Zhivago de David Lean se eligió Soria para las escenas de ferrocarril, con exteriores como Almazán o San Leonardo de Yagüe, entre otras. Esta dramática historia de amor basada en la novela de Boris Pasternak rodó también en aldeas como El Cáñelo, Aldealpozo y Matamala.

El objetivo era simular la extensa y nevada estepa de Siberia donde se desarrolla la acción. Todos estos pueblos con encanto invitan a una ruta tranquila para disfrutar de su legado medieval, con casas de adobe y barro, castillos y una interesante gastronomía.

Soria de cine

Viajar por Soria equivale a recordar obras maestras como Campanadas a medianoche, uno de los films tardíos del genio Orson Welles y en el que el maestro del cine recurrió a las calles de Calatañazor y el monasterio de Santa María de la Huerta para representar las peripecias shakesperianas de Falstaff. Esta villa histórica se levanta sobre una gran roca y sus casas de piedra parecen extender la dureza misma del suelo. Su antiguo castillo añade un encanto adicional al lugar.

Soria de cine

Una de las versiones más exitosas y conocidas de los célebres Tres Mosqueteros de Alejandro Dumas fueron las dirigidas por el británico Richard Lester en los setenta. Humor y aventuras se dieron cita en Cañón de Río Lobos o Berlanga de Duero. El primero es un parque natural perfecto para los fanáticos del turismo rural, que disfrutarán como nunca en estas 10.000 hectáreas de espacio natural protegido a caballo entre Burgos y Soria, y hogar de colonias de buitres leonados además de ermitas templarias como la de San Bartolomé.

Soria de cine

En lo que respecta a Berlanga de Duero, villa medieval donde las haya, nos ofrece un castillo de gran interés histórico y una llamativa mezcla de estilos defensivos medieval e islámico. Ojo que también hay restos de un palacio renacentista, el de los marqueses de Berlanga, y sobre todo la colegiata de Santa María del Mercado, Monumento Nacional y joya de la arquitectura gótica y renacentista.

Soria de cine

Total, una de las muchas joyas humorísticas del español José Luis Cuerda (la primera de esa trilogía cómica de la que forma parte la célebre Amanece que no es poco), se rodó como película para televisión en localidades como Yanguas, San Pedro Manrique y Oncala, perfectas para representar esa España rural surrealista y atávica de sus películas. La localidad en la que sucede la película, que representa tipos tradicionales en clave humorística, se reparte en esas tres villas, destacando las ruinas de la iglesia de San Miguel y la iglesia de San Pedro Manrique.

Soria de cine

Los paisajes sorianos son perfectos para simular el Oeste americano, aunque sea de una manera sui generis. Porque así eran perfectamente los western del italiano Sergio Leone, encuadradas en el término “spaghetti” pero de gran éxito en todo el mundo. En “¡Agáchate, maldito!” no sale Clint Eastwood, a quien lanzó a la fama en su célebre trilogía del dólar almeriense, pero tenemos Soria por doquier.

Soria de cine

En concreto, la plaza mayor de Medinaceli, que se utilizó para recrear el banco mexicano de Mesa Verde. Se trata de un pueblo de gran herencia histórica celta, árabe, romana y cristiana que parece cincelado en piedra. Su gran arco es tremendamente característico, como también sus murallas árabes, y paseando por sus calles seremos testigos de por qué se le llama “villa del silencio”.

A estas alturas ya queda probado que Soria ha sido y será un gran escenario para rodajes cinematográficos. Pero todavía quedan más ejemplos, con títulos españoles de gran valor histórico o relativamente recientes. Entre uno y otro está Sombras paralelas, protagonizada por una joven Emma Suárez, y que rodó escenas en las calles de Burgo de Osma, que consiste en realidad en dos localidades: la citada y Ciudad de Osma. Ambas destacan, de nuevo, por su alto valor histórico, empezando por su plaza mayor y continuando por su destacada catedral de Nuestra Señora de la Asunción, con un destacado retablo del escultor Juan de Juni. El castillo del siglo X enclavado en lo alto de una colina fue escenario de notables batallas de la reconquista.

Soria de cine

Acabaremos la lista con el thriller El rey de la montaña, rodado por Gonzalo López-Gallego en el año 2008 y protagonizado por Leonardo Sbaraglia, un hombre cercado por un francotirador en la montaña soriana. Aquí podemos reconocer los pinares de La Laguna Negra, el Sendero de los Abuelos en el Bosque de Covaleda y el pueblo abandonado de Cubillos. Una serie de enclaves de alto valor natural que con toda seguridad harán las delicias de los senderistas.

Soria de cine

 

Noticias Viajes y Rutas

Territorio Skoda

Territorio Skoda, escapadas en código SUV

Cada pueblo es un mundo distinto. La gama de vehículos Skoda refleja ese espíritu. Delante de un mapa tenemos el reto de descubrir lugares nuevos para disfrutar de nuestro vehículo… Coches y ocio siguen siendo una fórmula perfecta. 1.- Plasencia, Cáceres Plasencia podría llamarse La Bendita por la cantidad de iglesias y conventos que sus

Pedro Madera