Válvula EGR: ¿de qué tipos existen?

aperturavalvulaegr
Válvula EGR: ¿de qué tipos existen?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

Válvula EGR. Seguro que has oído hablar de ella y que te aterroriza tener que cambiarla en tu coche. Lo que tal vez desconozcas es para qué sirve y de cuántos tipos existen.


Tanto en Europa como a nivel mundial, se han emitido decretos y disposiciones legales con miras a la reducción de las emisiones contaminantes que se expulsan al medio ambiente. El motor de combustión interna que lleva nuestro vehículo, por su forma de funcionar, no es capaz de quemar de forma total el combustible en los cilindros, provocando que expulse por ese sistema de escape gases nocivos para la salud y para el medio ambiente.

Más información

A fin de reducir o evitar estos componentes nocivos, es posible influir sobre la composición de los gases de escape aplicando numerosas medidas en la técnica del motor y efectuando tratamientos posteriores.

La válvula EGR es la encargada de hacer recircular los gases de escape del colector de escape al colector de admisión. Su tamaño para un coche diésel es mayor y para un coche de gasolina, si la incorpora, es más reducida-

Pero, ¿qué tipos de válvulas EGR hay?

En la actualidad hay dos tipos de válvulas EGR, aunque la función de ambas es la misma, independientemente de como sea su funcionamiento. Depende de cómo sea la forma de abrirse, bien mecánica o electrónica.

Válvulas EGR mecánicas o neumáticas

Válvula EGR mecánicaSuelen tener un mecanismo sencillo y el coste de este tipo de válvulas es más reducido. Son de las primeras válvulas EGR que se comenzaron a montar en los motores y se denominan neumáticas o mecánicas. Son accionadas mediante un sistema de depresión o vacío, a través de una electroválvula controlada electrónicamente. La electroválvula de vacío se encarga de abrir o cerrar interiormente la válvula EGR, en función de las revoluciones del motor, posición del pedal del acelerador, temperatura del motor etc.

La unidad de control del motor actúa sobre la electroválvula que abre el paso de vacío hacia la EGR, con lo cual la succión genera que se venza la fuerza del muelle interior y se levante la válvula, momento en el que parte de los gases de escape pasan de nuevo hacia el colector de admisión y vuelven a ser quemados en el interior de los cilindros.

Válvulas EGR eléctricas

Válvula EGR eléctrica

Este tipo de válvulas no funcionan con electroválvulas de vacío, sino que trabajan de forma autónoma. En función de la temperatura de motor, velocidad del vehículo, rpm etc. la unidad electrónica de motor actúa sobre el solenoide que lleva interiormente incorporada la EGR, abriéndola o cerrándola.

En definitiva, son más modernas y más seguras, pero, por el contrario, son más delicadas y más caras si hay que sustituirlas. Los vehículos que incorporan este tipo de válvula EGR tienen un testigo en el cuadro de instrumentos que se enciende en caso de avería o funcionamiento anómalo de ésta.

Válvula EGR Refrigerada

Válvula EGR refrigerada

Este tipo de válvula de recirculación de gases de escape incorpora un sistema de refrigeración alimentado por el refrigerante del motor, consiguiendo que la temperatura de los gases de escape se reduzca considerablemente para disminuir las emisiones de oxido de nitrógeno, se genere menos carbonilla y al reducir la temperatura evita problemas en componentes eléctricos generados por el calor.

Válvula EGR de alta presión

Este tipo de válvula EGR está montada entre el colector de escape y el colector de admisión. En este sistema los gases del circuito de escape se toman antes del turbo, con lo cual entran muy calientes y arrastran muchos residuos de la combustión del motor, provocando a la larga obstrucciones en el sistema de admisión.

Sistema de Válvula EGR de baja presión

Válvula EGR

Es uno de los sistemas mas eficientes de recirculación de los gases de escape. Los gases no pasan directamente al motor desde la válvula EGR, sino que son extraídos del filtro de partículas y de éste pasan por el radiador refrigerador de la EGR. Así se consigue que los gases después del turbo y de los componentes anticontaminación, entren a baja temperatura y con apenas residuos de la combustión.

Este tipo de EGR consigue que la emisión de óxidos de nitrógeno sea menor, mejor eficiencia del motor, menos obstrucciones del conducto de admisión y mejor respuesta del turbo. Cualquier sistema que reduzca las emisiones de gases contaminantes resulta muy importante para evitar problemas de salud y el respetar el medio ambiente.