De entrada, la compañía española operará cuatro unidades de este vehículo.

Toyota Mirai: el coche de hidrógeno que ya puedes probar en Cabify

Toyota Mirai Cabify
Toyota Mirai: el coche de hidrógeno que ya puedes probar en Cabify
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Toyota proporcionará a la empresa española de movilidad cuatro unidades del Mirai: su turismo propulsado por una pila de combustible. Estos coches entrarán en servicio en Madrid desde las próximas semanas.

Cuando apareció en el mercado, allá por 2014, el Toyota Mirai, que en japonés significa ‘futuro’, fue un vehículo rompedor, gracias a su propulsor eléctrico que consume hidrógeno y genera, cómo único residuo, vapor de agua. No en vano, se le considera el primer coche de hidrógeno producido en gran serie en todo el mundo.

Aún hoy día, y con su segunda generación, aparecida en 2020; el Toyota Mirai y su tecnología de la pila de combustible resultan muy desconocidos para el gran público. Y darlos a conocer es una de las razones, según indicó Miguel Carsi, presidente de Toyota España, durante la presentación de este acuerdo; por el que la compañía nipona, junto con el operador gasístico Enagás, ha alcanzado un acuerdo con Cabify.

El acuerdo, que se trata de un renting a Cabify a través de Kinto, la empresa de servicios de movilidad de Toyota; proporcionará a Cabify cuatro unidades de este vehículo: dos de ellas se pondrán en servicio para los clientes de la compañía antes del verano y otras dos, después de los meses estivales.

Pero Daniel Bedoya, responsable de Cabify en España, indicó durante el acto que estas primeras unidades servirían para que su empresa “estudiara esta tecnología”, dejando caer que las unidades del Mirai contratadas a Toyota podrían llegar a ser 14 durante los próximos meses. Este acuerdo y posible ampliación de unidades entra dentro de los objetivos de Cabify, que quiere electrificar toda su flota para 2025 y que, para ello, ya ha firmado acuerdos, por ejemplo, con Renault para operar el Mobilize Limo.

Toyota Mirai Cabify responsables
De izquierda a derecha, Arturo Gonzalo, Daniel Bedoya y Miguel Carsi.

El Toyota Mirai, disponible para todos los usuarios de Cabify

Bedoya ha explicado que, de momento, la entrada en servicio de los Toyota Mirai se producirá tanto para los servicios a particulares, donde las unidades del Mirai serán un coche más; como para los clientes corporativos, donde los Mirai funcionarán dentro de la categoría Eco, que hace posible elegir vehículos electrificados.

Además, explicó que, dados los 650 km de autonomía del Mirai, los conductores de la empresa sólo deberían repostarlos cada “dos días y medio o tres días”, algo que harán en la hidrogenera privada que la filial de Enagás, Scale Gas, tiene desde 2021 en la Avenida de Manoteras 34, en Madrid, y que es la única en España de poder repostar vehículos a 700 bares de presión.

Al respecto, Arturo Gonzalo, consejero delegado de Enagás, explicó que, a día de hoy, el coste del hidrógeno para usos a pequeña escala (como el transporte particular) alcanza los 10 euros/kg; un precio “ya competitivo frente al actual de los combustibles sólidos” pero que, en los próximos años, pretenden rebajar hasta los “3 ó 4 euros por kg”. Así las cosas, repostar un Mirai supone 50 euros… y garantiza una autonomía de 650 km.

Así es el Toyota Mirai

La segunda generación del Mirai, aparecida en 2020, es un turismo de cuatro puertas y 4,98 m de longitud, con capacidad para cinco pasajeros y un maletero de 321 L. Pero lo más especial es su planta motriz: una pila de combustible que consume hidrógeno y que genera el equivalente a 174 CV. La energía eléctrica también se almacena en una batería capaz de generar un pico de 34,6 CV; por lo que la potencia total conjunta del sistema es de 182 CV, que se traslada a las ruedas traseras mediante un cambio automático.

Con esta potencia y un peso de 1.975 kg, el Mirai puede alcanzar los 175 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,0 seg. A diferencia de otros vehículos eléctricos, no incorpora una batería de gran tamaño (es la propia pila de combustible la que, consumiendo hidrógeno, genera la electricidad. Pero, aún así y gracias a tres depósitos de hidrógeno que, en total permiten almacenar 5,6 kg de este gas; el Mirai puede recorrer 650 km sin repostar.

 

Toyota Mirai