Electrikhana 2: el último baile de Ken Block

Nicolás Merino
Nicolás Merino
El último homenaje a la añorada leyenda norteamericana del drift, Ken Block, es una gymkhana a los mandos del prototipo eléctrico Audi S1 Hoonitron. La espectacularidad está garantizada.

Ken Block, el piloto norteamericano conocido por sus derrapajes a los mandos de prototipos extremos, pero también por su participación en el mundo de los rallyes; nos dejaba a principios de año tras sufrir un accidente con su moto de nieve en Estados Unidos. Lo hacía apenas unas semanas después de haber rodado su última gymkhana, o más bien, la ‘Electrikhana 2.0’; pues como en la primera ‘Electrickhana’, volvía a subirse al Audi S1 Hoonitron, aunque esta vez en una versión evolucionada del prototipo de la marca de los cuatro aros.

Un último baile que sirve como homenaje póstumo a la leyenda del drift, cuya carrera también le llevó a participar en el WRC, aunque con menor éxito. Y para ello, la gente de Audi se volcó en volver al S1 Hoonitron todavía más extremo. La culpa la tienen sus dos motores eléctricos y un sistema de tracción total para una potencia total de 500 kW (670 CV). Todo ello, cubierto de un chasis realizado en fibra de carbono con especificaciones FIA.

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

Ciudad de México fue el lugar elegido por Ken Block para su segunda ‘Electrikhana’

ken-block-electrikhana-20231

Tras el rodaje del primer episodio de la Electrikhana en agosto de 2022, el S1 Hoonitron siguió desarrollándose en estrecha colaboración con el piloto estadounidense, incluyendo modificaciones como la reducción del peso, la mejora en el manejo del coche y… ¡hasta una simulación de los cambios de marcha!

El espectacular vídeo del primer episodio, en el que Ken Block derrapó por Las Vegas con el Audi S1 Hoonitron, alcanzó más de 100 millones de visualizaciones en todo el mundo a través de diversos canales. ‘Electrikhana 2’ se rodó en Ciudad de México, y ahora que se ha publicado en sus principales canales, espera alcanzar una repercusión mucho mayor. Como siempre, Ken Block aprovechó todos los recovecos de la capital con 22 millones de habitantes -en su área metropolitana-, incluyendo su aeropuerto y hasta un aparcamiento con varias plantas.

Con la ayudad de los ingenieros de Audi, Ken Block fue capaz de regalarnos un recorrido de infarto, una decoración especial con los colores de los prototipos eléctricos de la marca con sede en Ingolstadt y una curiosa función: al tener dos motores, uno en cada eje, el S1 Hoonitron puede hacer girar las ruedas de cada eje en sentido opuesto y así permite quemar rueda sin el que vehículo se mueva Esto es solo el principio del espectacular vídeo que, por supuesto, te dejamos a continuación para que te despidas de Ken Block como se merece.