Nueva versión del modelo de laboratorio

Ferrari FXX-K EVO, solo para el circuito

6 Ferrari FXX-K EVO, solo para el circuito
Fotos del Ferrari FXX-K EVO
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El FXX-K Evo es una evolución importante dentro del "Programa XX" iniciado en el 2005 con vehículos específicamente concebidos para participar en el programa laboratorio de investigación y desarrollo.


Derivando del mundo de la competición y aplicando contenidos específicos para su uso en circuito, el nuevo Ferrari FXX-K Evo, como todos los vehículos «XX», no está homologado para su uso fuera de pista y no está en modo alguno desarrollado para su utilización en ninguna otra competición fuera del programa para el que ha sido creado. Como su antecesor, está restringido a unos pocos clientes de Ferrari interesados en compartir con los técnicos de la marca el desarrollo de contenidos tecnológicamente innovadores pilotando un vehículo de laboratorio en pista.

El Ferrari FXX-K Evo aprovecha un paquete aerodinámico que aplica los conceptos innovadores derivados de la experiencia obtenida en los circuitos dentro de todas las categorías en las cuales Ferrari compite. En la realización del FXX-K Evo, las áreas donde se ha trabajado intensamente han sido muchas, especialmente la reducción del peso y la introducción de elementos aerodinámicos.

El coeficiente de carga vertical ha sido incrementado en un 23% respecto a la versión anterior, lo que equivale a un aumento del 75% en comparación con el vehículo de calle del cual deriva. Los valores de carga llegan a 640kg a 200 km/h, y superan los 830kg con la velocidad máxima del vehículo. El incremento de la carga se ha alcanzado gracias a la adopción de un ala fija de perfil biplano en el eje trasero. Este nuevo componente ha sido diseñado para funcionar de manera completamente sinérgica con la aerodinámica del spoiler trasero.

Precisamente el biplano posterior se sostiene en dos alerones laterales y uno central, cuyas funciones son dobles. En primer lugar, sirve de deriva vertical aumentando la estabilidad con valores bajos de ángulo de derrape. En segundo lugar, sirve de apoyo a tres generadores de vórtice. El resultado es un incremento del 10% de la carga vertical desarrollada en la parte trasera.Fotos del Ferrari FXX-K EVO

El notable aumento de carga trasera ha requerido una profunda revisión también del parachoques y de sus bajos delanteros para garantizar un desarrollo equilibrado de fuerza vertical. Por otro lado, el efecto suelo se ha visto potenciado gracias a la introducción de generadores de vórtice en los bajos, generando el 30% de carga ganada respecto al FXX-K.

Debido a todas estas mejoras y el consiguiente aumento de las prestaciones, el vehículo ha requerido un nuevo diseño de las tomas de aire en los frenos delanteros, que, pese a no incrementar la sección para no influenciar sobre la resistencia aerodinámica, mejoran su eficiencia. Las suspensiones, además, disponen de una calibración específica en función de los nuevos valores de eficiencia aerodinámica.

En cuanto al interior, con un marcado carácter de competición, se caracteriza por un volante derivado del mundo de la Formula 1 con las levas de cambio integradas y el manettino del KERS. Asimismo, se ha sustituido el display a la derecha del piloto para visualizar la toma de la cámara trasera por uno de mayores dimensiones, en concreto de 6,5″.

El FXXK- EVO, después de haber soportado cerca de 5.000 km de desarrollo y 15.000 km de pruebas de fiabilidad, se convertirá en protagonista principal del Programa XX en la temporada 2018/19, que transcurrirá con nuevas e interesantes citas con inicio en marzo y final en octubre.