Sigue estos 5 sencillos trucos

¿Cómo puedes proteger el coche del sol?

limpiezacarroceria
¿Cómo puedes proteger el coche del sol?
Cristina Muñoz
Cristina Muñoz
El sol y las altas temperaturas que se alcanzan en verano pueden deteriorar prematuramente tu automóvil. Por eso, sigue estos sencillos trucos para proteger el coche.

Las altas temperaturas que se alcanzan en verano también pueden perjudicar seriamente a nuestro vehículo si no tomamos algunas medidas para evitarlo. Existen algunos trucos muy útiles para proteger tanto el exterior como el interior o, incluso, la parte mecánica de nuestro coche para que no se vea dañado por el sol.

Proteger el coche del sol por dentro y por fuera

1.- Aparca a la sombra: siempre que sea posible, aparca el coche a la sombra o en algún estacionamiento con techo. De esta manera, evitarás que los rayos del sol incidan directamente sobre la carrocería y dañen las pintura.

Sin embargo, aunque den sombra, no conviene aparcar debajo de los árboles. ¿El motivo? En muchos casos, con el calor hay bastantes árboles que sueltan resina. En otros casos, de los árboles cae una sustancia pegajosa que se denomina melaza y la provoca un tipo de pulgón que habita en algunas clases de árboles. Las manchas de resina son más difíciles de quitar; sobre todo si se tarda mucho tiempo en limpiar la carrocería.

Otro problema que nos podemos encontrar si aparcamos debajo de un árbol es el de las heces de los pájaros. Los excrementos de las aves contienen ácidos que dañan el barniz externo del coche, y con el tiempo puede llegar a la pintura. Además, el calor incrementa el daño que las heces de los pájaros producen sobre la carrocería. Al igual que en el punto anterior, en este caso conviene limpiar la carrocería lo antes posible para eliminar todos los excrementos.

Si quieres saber cómo limpiar tanto la resina, como las heces de los pájaros e, incluso, los restos de insectos de la carrocería de tu coche, no te pierdas este reportaje al que puedes acceder pinchando aquí.

tunel lavado

2.- Lava el coche más a menudo: en verano conviene lavar el coche de una manera más habitual para cuidar su carrocería. Eso sí, no lo laves cuando le esté dando el sol ni cuando haga mucho calor porque las altas temperaturas harán que se seque el jabón antes de que te haya dado tiempo a aclararlo y se quedarán manchas.

Además, si vas a una zona de playa resulta recomendable limpiar bien el coche para eliminar la salitre y la arena que se haya podido depositar sobre él.

Encerar la carrocería de tu coche también te ayudará a proteger su pintura. Para conocer para qué sirven, cómo se aplican y cuáles son las mejores ceras para el coche, accede a este completo reportaje desde este enlace.

3.- Protege el interior de tu coche: llevar y colocar el parasol en verano en el coche resulta de vital importancia. De esta forma, no sólo protegeremos su interior de la acción de los rayos del sol y lograremos reducir unos grados su temperatura sino que, además, evitaremos que queme mucho más tanto el volante como la palanca de cambios o los botones que hay en el salpicadero.

4.- Vigila la mecánica: en verano es importante que permanezcas siempre atento a la temperatura del motor de tu coche porque con las altas temperaturas podría superar lo recomendado y llegar a provocar alguna avería. Así mismo, conviene que revises tanto los frenos como los neumáticos, puesto que con el calor pueden sufrir un mayor desgaste.

5.- Cuida el sistema de climatización: lo más eficaz para conseguir alcanzar una temperatura óptima en el interior del vehículo es bajar las ventanillas y circular unos dos o tres minutos con ellas así para, a continuación, conectar el aire acondicionado.