¿Qué cadenas de nieve comprar? Comparamos los tipos que existen

seatnieve
¿Qué cadenas de nieve comprar? Comparamos los tipos que existen
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
En invierno, muchos conductores deben enfrentarse a nevadas que obligan a preparar sus coches para las condiciones climatológicas adversas. Las cadenas permiten circular por nieve de forma segura, te contamos de qué tipo pueden ser y cuáles comprar.


Con el invierno, llegan las nevadas a una buena parte de Europa y a algunas zonas de España. Circular con el coche en este tipo de condiciones siempre es complicado y la ley obliga a montar cadenas o neumáticos de invierno preparados para funcionar sobre nieve; lo ideal es apostar por los neumáticos, ya que garantizan el correcto comportamiento del vehículo sobre nieve o carreteras heladas, sin embargo, hay zonas en las que las nevadas son poco frecuentes y, en este caso, la mejor alternativa son las cadenas, ya que apenas ocupan espacio dentro del coche y se pueden montar rápidamente.

Si vamos de viaje y en el trayecto o en el destino hay posibilidad de que nieve, es muy recomendable llevar un juego de cadenas en el coche, pero, ¿cuáles hay que montar? Para empezar, debes saber qué medidas de rueda tiene tu coche para elegir la talla de la cadena y, de la misma forma, tienes que tener claro cuál es el eje con tracción, es decir, el eje en el que debes montarlas. En un coche de tracción delantera deben colocarse en las ruedas delanteras, si es de propulsión trasera, en las de atrás, y si es 4×4 o tracción integral, lo mejor es montarlas en las cuatro ruedas, pero si solo dispones de un juego, que sea delante: además de mejorar la tracción, mejorarás algo la dirección.

Cuatro tipos de cadenas

Cadenas nieve

Existen cuatro tipos de cadenas de nieve: las metálicas, las de tela, las de red y las semiautomáticas. Las primeras son las más habituales y están formadas por eslabones metálicos. Son efectivas y las más baratas, pero también las más difíciles de montar y ajustar, además, reducen el confort de marcha y a veces causan fallos en el funcionamiento de los controles electrónicos. Las de tela se montan fácilmente y, en esencia, son una funda de tela que recubre el neumático, si bien se desgastan rápidamente. Las de red están formadas por una red de cables envueltos en material textil mediante argollas metálicas, tienen un montaje un montaje un poco más complicado que el de las tela pero a cambio duran más. Por último, las semiautomáticas son las más efectivas, sin embargo, son las más caras y complicadas de poner, ya que van, en parte, ancladas a las llantas, por lo que solo son recomendables para vehículos que circulen mucho por nieve. Conviene mencionar que hay un spray que sirve como «cadena líquida» durante unos pocos kilómetros, pero es poco efectivo y la ley no contempla que sirva para sustituir a las cadenas.

Cadenas semiautomáticas

Si ya te has decidido por cualquiera de las cadenas de nieve disponibles, debes saber que es aconsejable montarlas antes de llegar a la nieve, ya que trabajar con las manos frías y en lugar poco indicado dificulta la tarea. También se recomienda quitarlas antes de abandonar la zona nevada para no perjudicar a los neumáticos, a la suspensión y a las propias cadenas. Cuando las desmontes, límpialas para evitar que se estropeen e incluso que se oxiden si son metálicas.