Debido a la huelga de examinadores

Los militares, ¿nuevos examinadores de Tráfico?

marine1
Los militares, ¿nuevos examinadores de Tráfico?
Victor Delgado
Victor Delgado
La huelga de los examinadores de Tráfico ha hecho que la DGT se plantee sustituirlos por militares.


Este pasado lunes 19 de junio Asextra, la Asociación de Examinadores de Tráfico, convocó una huelga ante el silencio de la Dirección General de Tráfico a sus propuestas que podría durar todos los lunes, martes y miércoles hasta el próximo lunes 31 de julio. De ser así, implicaría un colapso en el sistema de exámenes de Tráfico que la DGT no podría permitirse. Por ello, este organismo podría estar planteándose la incorporación de 100 militares de tropa y marinería del Ministerio de Defensa para que cumplan la labor de los examinadores de Tráfico durante su ausencia.

De esta manera, el personal militar la plantilla de examinadores de Tráfico pasaría de 750 a 850, si bien los sindicatos argumentan que esta ampliación es completamente insuficiente para cubrir toda la demanda. Esta propuesta ha sido trasladada por la DGT en el transcurso de una reunión mantenida este pasado martes 20 de junio con los sindicatos en la Mesa Delegada de Tráfico. Y es que se requieren soluciones de carácter urgente, ya que según el sindicato mayoritario de este sector, la huelga ha sido respaldada por entre un 70% y un 80% de los examinadores de Tráfico.

Estos hechos podrían suponer un colapso en el sistema de exámenes de Tráfico si tenemos en cuenta que el verano, época de vacaciones y meses en los que ya ha finalizado el curso, es uno de los períodos escogidos masivamente para examinarse y obtener así el carnet de conducir. Para intentar solucionarlo se celebraron varias reuniones de Gregorio Serrano, presidente de la DGT, con los interesados. Sin embargo, ninguna de las peticiones de los examinadores fue atendida, por lo que la huelga no se desconvocó. Recordemos que la huelga de principios de este mes obligó a suspender hasta 7.000 exámenes de la DGT.

Según el comunicado de Asextra, “no se formuló ninguna propuesta que solucionara alguno de los problemas planteados por el colectivo examinador, mucho menos la subida del complemento específico, prometido desde hace años”. Así las cosas, las plazas que finalmente podrían ser cubiertas por el personal militar podrían alcanzar las 300… e incluso más.