Fue propiedad del guitarrista de los Rolling Stones

Subastan el Ferrari Dino 246 GT de Keith Richards

ferrari dino 246 gt keith richards 02 680x382 1
Subastan el Ferrari Dino 246 GT de Keith Richards
Autofácil
Autofácil
El Ferrari Dino 246 GT de 1972, uno de los coches más legendarios de la historia y primera propiedad de la estrella de rock de los Rolling Stones Keith Richards, se va a subastar este viernes en un acto celebrado por Coys en Mónaco.


El Ferrari Dino fue creado por la marca italiana para competir con marcas como Porsche con modelos más baratos que los tradicionales V-12. Llamado así por el hijo de Enzo Ferrari, el V6 Dino es célebre por ser la primera incursión de la marca en los coches con motor central.

Coys, una casa de subasta con sede en Inglaterra ha anunciado que hoy sacan a la venta un Ferrari Dino 246 GT de 1972 que tuvo el privilegio de ser conducido por Keith Richards, mítico guitarrista de los Rolling Stones. Sale a a subasta hoy sin reserva previa (lo que quiere decir que no hay un precio fijo de salida) en la hermosa ciudad de Mónaco.

ferrari dino 246 gt keith richards 01

El 246 GT es el segundo modelo con la denominación Dino y fue fabricado entre 1969 y 1973. Estos coches tenían un motor V6 de 2,4 litros lo que les daba una potencia de 195 CV. El precio por aquella época era de 14.500 dolares. En 1972 Keith Richards compró este coche en un concesionario de California y posteriormente lo mandó al Reino Unido en 1975. Fue su preciada posesión hasta 1986. Durante esos 13 años, el rockero hizo unos 40.000 km antes de vendérselo a un coleccionista japonés, donde ha permanecido hasta ahora. Si solamente este coche pudiese hablar, nos contaría historias increíbles?

El Ferrari Dino 246 GT de Keith Richards sale a subasta sin precio de reserva, es decir, sin que el vendedor haya designado un precio mínimo para la venta. Desafortunadamente, esto no significa que las pujas vayan a ser bajas. Según uno de los colaboradores de Coys, Chris Routledge, «que un Dino se ofrezca sin precio de reserva ya es raro de por sí, pero si además le sumamos el hecho de que fue propiedad durante años de una estrella del rock, nos encontramos ante el Dino definitivo que reportará a cualquier coleccionista de coches o entusiastas del rock una gran Statisfaction».