Cargador de coches eléctricos: ¿cómo instalártelo en casa?

slider car full 1
Cargador de coches eléctricos: ¿cómo instalártelo en casa?
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Cada día son más los conductores que se animan a comprar un vehículo eléctrico, sobre todo si tenemos en cuenta el endurecimiento de las normativas de emisiones de gases contaminantes en las grandes ciudades. A continuación, te contamos todos los pasos que debes seguir para instalar una estación de carga en tu garaje privado o parking comunitario.

Hasta hace unos años, las conversaciones sobre coches eléctricos parecían ser cosa del futuro. Sin embargo, a día de hoy, la tecnología eléctrica parece ser la única alternativa válida frente a los sistemas de propulsión tradicionales. A sabiendas de ello y, con el ojo puesto en el endurecimiento constante de las normativas de emisiones, los principales fabricantes del sector se han visto obligados a apostar todas sus cartas por este cambio de paradigma.

Así las cosas, la oferta de vehículos cero emisiones se ha visto enriquecida en los últimos años con una gran variedad de modelos híbridos enchufables y eléctricos. Además, los conductores que circulen de forma regular por el núcleo de las grandes ciudades también podrán beneficiarse de una serie de ventajas asociadas al uso de este tipo de vehículos, como el acceso a las Zonas de Bajas Emisiones y el estacionamiento libre en las áreas de aparcamiento regulado.

punto de carga garaje

Al igual que sucede con cualquier otro cambio, la introducción de esta nueva generación de vehículos eléctricos requiere un proceso de adaptación. Como ya sabemos, para poder disfrutar de estos coches es muy recomendable contar con cargador de coches eléctricos en casa. En este punto surgen varias dudas relacionadas con el proceso y el coste que supone instalar un cargador de este tipo en nuestro garaje. Por ello, en las próximas líneas trataremos de despejar todas esas incógnitas.

¿Cómo puedo instalar un punto de carga en un garaje comunitario?

Según recoge el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal, el único requisito para poder instalar un punto de carga en un garaje comunitario es comunicarlo de forma previa a su presidente o administrador. A pesar de que no es necesario ningún tipo de aprobación por parte de los vecinos, es recomendable conservar una copia firmada del documento que dé constancia del tipo de instalación y la fecha prevista. 

Los requisitos para cargar un coche eléctrico en un garaje comunitario son que el cargador se ubique en una plaza individual y que su propietario asuma el coste de la instalación, así como el consumo eléctrico. En el caso de que la conexión requiere una derivación a un contador comunitario, también será necesaria una autorización por parte de la comunidad.

instalación punto de carga garaje

En el caso de que otros vecinos también necesiten instalar sus propios puntos de carga, los administradores de fincas recomiendan a las comunidades aprobar unas normas internas para que todos los propietarios sigan los mismos criterios para la instalación. Por otro lado, teniendo en cuenta el auge exponencial de este tipo de vehículos, también se recomienda realizar una preinstalación común para todo el garaje que garantice el suministro cuando la demanda sea mayor.

¿Cuánto cuesta instalar un punto de carga en una vivienda particular?

Normalmente, las marcas que apuestan por la comercialización de vehículos electrificados ofrecen diferentes ofertas y soluciones a sus clientes para facilitar la instalación de un punto de carga en su domicilio. Este proceso incluye el asesoramiento por parte de los comerciales para elegir la mejor opción en función de la batería que equipe el modelo seleccionado. Además, existen diferentes ayudas públicas para la instalación de puntos de recarga en cada Comunidad Autónoma y del Plan Moves.

En el caso de que el concesionario no se haga cargo de la instalación, será necesario contratar a un instalador electricista autorizado y cumplir la normativa que establece el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión sobre la instalación de puntos de recarga en garajes. En este sentido, la compañía Smart Wallboxes es una de las referencias del sector. Llegados a este punto, existen varias opciones:

  • Instalar un punto de recarga en un garaje individual de una vivienda unifamiliar. En el caso de conectar el vehículo a una toma doméstica de 16A tan solo será necesario hacerse cargo del consumo energético que conlleva. El inconveniente es que la recarga se hace a baja potencia (2,3 kW), requerirá de mucho más tiempo y es menos segura.
  • Instalar un punto de recarga tipo wallbox o base mural.  El coste de un cargador de coche eléctrico oscila entre los 500 y 800 euros a lo que hay que añadir el precio de la instalación de un circuito exclusivo que dependerá de los metros de cables necesarios hasta el contador individual. De media, el precio de la instalación suele ser de entre 1000 y 1.200 euros. Si el coche eléctrico cuenta con una batería de alta capacidad, será interesante valorar la instalación de un cargador más potente.

En edificios de nueva construcción, un Real Decreto de 2014 obliga a que ya lleven una preinstalación, lo que facilita la posterior instalación de los puntos de carga. El consumo de electricidad del punto de carga iría asociado al contador de la vivienda del propietario. En el caso de que el garaje no estuviera en el mismo edificio que la casa, el punto de carga deberá contar con un contador propio.