¿Qué trae de nuevo el Dakar 2022?

Audi RS q etron
Audi RS Q e-tron
Angel Montalban
Angel Montalban
El Dakar 2022 trae novedades nunca antes contempladas hasta la fecha, como el hecho de que sea una prueba puntuable para el mundial, la irrupción de vehículos sostenibles… y mucho más.

Muchas e importantes novedades caracterizan la cuadragésima tercera edición del Dakar. Quizá la más importante, apenas publicitada, es que la carrera ya no es un evento aislado, sino que es puntuable para el Mundial, que ahora controla la A.S.O., a la postre responsable del Dakar.

 Así, la FIA ha entregado el control del certamen a un organizador responsable de tres pruebas que va a mantener el controvertido rally de Kazajistán y eliminará el atractivo Ruta de la Seda. Pero lo realmente importante es que, por una parte, se premia a los pilotos que consigan un buen resultado en el Dakar dándoles la oportunidad de luchar por el Campeonato del Mundo, mientras que por otra se da más valor a un Campeonato que hasta ahora no había logrado ni de lejos la trascendencia mediática del Dakar.

En cualquier caso, otorgar al Dakar la condición de puntuable para el Campeonato no va a cambiar la estrategia de ninguno de los participantes en la tercera edición de la carrera que se disputa en la Península Arábiga, en la que varias de las fuerzas implicadas han optado por adaptar o realizar sus máquinas desde cero ciñéndose a las últimas novedades contempladas por los reglamentos.

toyota dakar

Las cifras son de infarto: más de un millar de participantes procedentes de 63 países, con mayoría de franceses, que tiene más de un centenar de inscritos, seguidos de los españoles, con 81, y holandeses, con 67, formarán la caravana, que incluye cinco vehículos con tripulación completamente femenina. La cifra aún está muy lejos de la paridad, pero el cambio de tendencia es evidente. 

El devenir de la carrera parece claro. Bajo el lema “Dakar Futura” se van a ir incorporando vehículos movidos con energías alternativas a los combustibles fósiles en aras a tener una competición sostenible, algo que no deja de tener cierta enjundia en una carrera disputada en el segundo país con mayores reservas petrolíferas de la OPEP, justo por detrás de Venezuela. De momento, híbridos y combustibles sintéticos van apareciendo, tanto en proyectos de marca de lo más oficial como en soluciones adoptadas por equipos privados.