Todos los pros y los contras

¿Diesel o gasolina? Lo que dicen los vendedores

¿Diesel o gasolina? Lo que dicen los vendedores
Autofacil
Autofacil


El estudio, del que se han excluido modelos de categorías superiores por considerarse que en ellos influyen otros factores de compra, concluye que un vehículo diesel es de media un 9,90 % más caro que uno de gasolina. Este dato es el resultado de compilar las diferencias de precio halladas en los modelos analizados: El sobrecoste de los Mégane diesel sobre sus homólogos de gasolina en la gama es de un 9,41 %; esta cifra se reduce a un 5,41 % para el C4 y se dispara hata el 16 % en el caso del Ibiza.

A continuación, el informe se centra en el gasto que cada tipo de motorización genera a lo largo de su vida útil -no solo el carburante, sino otros aspectos importantes como el seguro o el mantenimiento-. A cinco años o 100.000 km. recorridos, Ganvam concluye que el ahorro generado por un motor diesel se sitúa entre los 2.500 y los 3.600 euros. Más concretamente, atribuyen un gasto en combustible de 5.208 – a un vehículo diesel y de 8.174 a uno de gasolina. El ahorro se eleva hasta quedar entre los 5.000 y los 7.200 euros si hablamos de un plazo de diez años.

Y eso a pesar de que un diesel exige la sustitución de unas cuantas piezas más que un gasolina, si bien esto solo se traduce en 25 – más al año, siempre según los datos de Ganvam. Lo mismo sucede con los seguros: Los todo riesgo son unos 40 – más caros al año para los vehículos de gasóleo. Pero como la media de los tres modelos analizados arroja un ahorro de 593 – al año en combustible, todos estos gastos tienen un efecto ínfimo sobre si compensa o no apostar por el diesel.

El estudio incluso dedicó un tiempo a las emisiones, reconociendo que un diesel lanza menos CO2 a la atmósfera -109 gramos/Km por los 142 de los gasolina-, pero que hay otros muchos gases a tener en cuenta en los que no sale tan bien parado -Nox, SO2, etc-.

Pero la principal conclusión del estudio es la de toda la vida: «Cuantos más kilómetros se recorran, más compensará comprar un vehículo diésel, ya que sólo con el ahorro en combustible habremos amortizado el sobreprecio que supone su compra, reparación y seguro», dijo Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam. Los últimos datos señalan que un 71 % de las matriculaciones a día de hoy son de vehículos de gasóleo, mientras que el 29 % restante se lo sigue llevando por completo la gasolina, sin espacio para cualquier otra fuente de energía alternativa.

Por todo ello, Sánchez Torres recuerda que no se trata de apostar por el diesel a toda costa, ya que siempre exigen que hagamos muchos kilómetros, y que con los precios actuales de los combustibles, cada vez es más difícil que un diesel compense: «Este alza no es algo coyuntural, sino que será una tendencia generalizada en los próximos años debido a la dependencia cada vez mayor de los combustibles fósiles»