Ayudar a los que ayudan

Una forma sencilla de contribuir a evacuaciones rápidas

Una forma sencilla de contribuir a evacuaciones rápidas
Autofacil
Autofacil


Según el RACC, la iniciativa -con la colaboración de los bomberos de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona- parte de la constatación de que tantos sistemas de seguridad, unas mecánicas tan complejas y todo tipo de equipamiento en el coche han traído una consecuencia inesperada: Han complicado el pronto rescate de los pasajeros del coche.

En los viejos tiempos, los servicios de emergencia solían evacuar a los ocupantes en menos de diez minutos, pero hoy en día ese periodo se ha alargado por la sofisticación de los modelos actuales, estableciéndose que todo rescate debe realizarse en menos de una hora para minimizar las consecuencias. Los datos facilitados por el propio RACC señalan que, en los coches fabricados entre 2000 y 2007, los rescates que han durado más de una hora han aumentado casi un 20 % en comparación con los llevados a cabo en coches de entre 1992 y 1999. Igualmente, se han reducido al mismo ritmo aquellos en los que se ha tardado menos de 50 minutos.

Por eso, si se considera que para salvar a los accidentados éstos deben ser trasladados en menos de una hora al hospital más próximo, el conocimiento que los bomberos tengan del modelo en cuestión se vuelve vital: Desde saber dónde están alojados los componentes de alta tensión hasta conocer qué zonas de la carrocería resultan más fáciles de cortar para acceder al habitáculo, todo cuenta en estas situaciones límite. Y ahí es donde entran las hojas de rescate, suministrando lo que los bomberos -que están preparados con la más amplia formación para actuar en caso de accidente-  necesitan saber sobre cada coche en concreto para hacerlo en un tiempo mínimo sin cometer ni un error.

Las hojas de rescate ya están disponibles, y si quieres viajar con una en tu vehículo como precaución, es tan sencillo como entrar en www.hojaderescate.es y buscar los planos de tu coche según marca, modelo y año de fabricación -los planos son dos: vista aérea y lateral, con un código de colores para señalar las zonas que en cada caso importan a los rescatadores-. A continuación imprímela -son de tamaño DIN-A4, es decir, como un folio normal- y llévala contigo en el habitáculo, de la siguiente manera: Dóblala en tres partes y métela en el parasol del conductor. A continuación, deberás dirigirte a tu delegación del RACC más cercana, donde te darán una pegatina que, en caso de accidente, indicará a los servicios de emergencia que llevas uno de estos planos para ayudarles.