Para trabajadores de servicios esenciales

Estado de alarma: Barcelona instaura el transporte público gratis

bus1 2
Estado de alarma: Barcelona instaura el transporte público gratis
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Desde el pasado jueves 30 de marzo y hasta el próximo 9 de abril, todos aquellos trabajadores de las actividades consideradas esenciales podrán hacer uso de todos los servicios de transporte público de la Ciudad Condal de forma gratuita.


Si te encuentras dentro de la lista de actividades esenciales y vives en Barcelona podrás hacer uso del transporte público de la ciudad de manera gratuita. Aprobada este pasado martes, el Consejo de Administración de la Autoritat del Transporte Metrpolità (ATM) ha hecho efectiva esta medida desde el 30 de marzo y hasta el 9 de abril, fecha hasta la que se prorrogó el estado de alarma decretado por el Gobierno.

Como hemos señalado, es solo válido para los trabajadores de las actividades y servicios esenciales. Así, los usuarios tendrán que validar sus billetes, pero no se les restará ningún trayecto -en el caso de los abonos- o cobrará importe -si se trata de un billete sencillo-. La medida se hace extensible a todas las modalidades de transporte público de Barcelona: Metro TMB, FGC, TRAM, Rodalies, RENFE, autobuses del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), los de la Direcció General de Transports i Mobilitat y los de aquellas localidades pertenecientes a la Associació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU).

¿Cómo funciona?

metro bcn

Metro TMB, FGC y los autobuses de la AMB requieren de la validación de un título para abrir los tornos. La activación del billete no conlleva ningún coste y tiene el único objetivo de controlar el volumen de viajeros. Por otro lado, Rodalies no precisa de la validación de ningún título y sus tornos se abrirán automáticamente gracias a sus sensores de proximidad.

Por último, en los autobuses de la Direcció General de Transports i Mobilitat y de la AMTU será necesario la adquisición de un billete sencillo, que no conlleva ningún coste y que será guardado por el propio conductor del vehículo para controlar el nivel de demanda de los mismos que, como recomiendan las autoridades sanitarias catalanas, no deberán superar el tercio de ocupación máxima.

Tanto la Guardia Urbana de Barcelona como los Mossos d’Esquadra estarán presentes en las diferentes estaciones para garantizar el cumplimiento de esta medida. A ellos se le suma el personal de seguridad propio de las diferentes entidades de transporte público. A través de controles en diferentes zonas, las autoridades comprobarán el motivo del desplazamiento.