47 accidentes mortales y 53 fallecidos

Marzo de 2020: el mes con menos accidentes de tráfico de la historia

accidentecoche
Marzo de 2020: el mes con menos accidentes de tráfico de la historia
Autofácil
Autofácil

La declaración del estado de alarma ha supuesto un descenso de la circulación en nuestro país cercano al 70%, lo que ha reducido drásticamente la siniestralidad.


Marzo de 2020 será recordado por la extensión del coronavirus en nuestro país, pero también, por un récord algo positivo. Según los datos provisionales de la DGT citados por el diario El Mundo, este mes será aquel con menos fallecidos por tráfico registrados en nuestro país, con 53 muertos.

40 de ellos fallecieron antes de la entrada en vigor de las restricciones de movilidad por estado de alarma el pasado lunes 16; y desde entonces, únicamente se han registrado 13 víctimas mortales. Desde que, en 1960, comenzó a contabilizarse la estadística de siniestralidad; el mes con menos víctimas mortales en nuestras carreteras era enero de 2014, cuando perdieron la vida en España 61 personas.

El motivo: cerca de un 70% menos de circulación

Si comparamos las cifras con el mismo mes del año pasado, la diferencia es notable. Si hace hace 12 meses, en marzo de 2019, tuvieron lugar 90 accidentes mortales, este mes se cierra únicamente con 47. Y el mismo saldo favorable encontramos respecto a los fallecidos, ya que en marzo de hace un año perdieron la vida 98 personas, 45 más que este mes.

El origen de este buen dato es indudablemente la reducción, a partir del pasado día 16, de la circulación en nuestras carreteras. Así, según datos de la propia DGT (y antes de las nuevas restricciones de movilidad indicadas por el Gobierno a partir del lunes 30 de marzo), el tráfico en días laborables respecto a otros días equivalentes [previos a la crisis del coronavirus] había bajado en aproximadamente un 67% en los accesos a las ciudades… y en un 61% en los trayectos de largo recorrido.

El descenso del tráfico ha sido mucho más acusado durante los fines de semana, en los que respecto a días similares, la circulación ha descendido en más de un 81%. Algo que, por supuesto, también se ha notado en la demanda de combustible y en su precio.