NOTICIA PARA PRUEBAS

NOTICIA PARA PRUEBAS
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La mascarilla es el principal elemento de defensa contra con el coronavirus. En determinadas circunstancias es de uso obligatorio en el coche y no llevarla puesta puede acarrear multas de hasta 100 euros.


Ford y Google han anunciado la creación de una asociación estratégica que permitirá a la empresa automovilística acelerar su transformación digital y, al mismo tiempo, contribuir a reinventar la experiencia que supone el vehículo conectado.

Gracias a este nuevo acuerdo, Ford elige también a Google Cloud como su proveedor preferente en servicios en la nube, con lo que aprovecha la experiencia líder de la compañía tecnológica norteamericana en datos, inteligencia artificial y machine learning. Además, a partir de 2023, los vehículos de producción de Ford y Lincoln, en todos los segmentos y precios, estarán equipados con Android, e incorporarán aplicaciones y servicios de Google.

Para conseguir impulsar la innovación tecnológica conjunta, ambas empresas han creado un nuevo grupo de trabajo, denominado Team Upshift. Este se encargará de potenciar nuevas experiencias para el comprador a la hora de comprar un nuevo vehículo, crear nuevas formas de propiedad basadas en datos, etc.

Según Jim Farley, presidente y CEO de Ford, «mientras que nuestra compañía continúa con el proyecto de transformación más potente de toda sus historia a través de la electrificación, la conectividad y la conducción autónoma, la unión de Ford con Google establece un potencial de innovación realmente capaz de modernizar nuestro negocio y de ofrecer a nuestros clientes una experiencia superior».

Por su parte, Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet cree que su empresa está «orgullosa de asociarnos con Ford para implementar lo mejor de las plataformas de inteligencia artificial, de análisis de datos, de computación y de servicios en la nube de Google, y así ayudar a transformar sus servicios y construir tecnologías para el sector de la automoción que mantengan a las personas seguras y conectadas a la carretera».

Gracias al nuevo acuerdo, los nuevos vehículos fabricados por Ford, tanto bajo la propia marca como la de Lincoln en EE.UU. utilizarán los servicios de Google dirigidos a la automoción. Con Google Assistant, por ejemplo, los conductores podrán mantener la vista en la carretera y las manos en el volante, controlando determinados sistemas mediante comandos de voz.

En el caso de Google Maps como sistema de navegación principal, podrán llegar a su destino de forma más rápida y segura, ya que podrán obtener información sobre el tráfico en tiempo real, o sobre los desvíos automáticos o la orientación por carriles. Por último, con Google Play, se podrán obtener distintas apps para escuchar música o podcast, por ejemplo, integradas y optimizadas para su uso en el vehículo.