Nuevo sistema para reducir las emisiones

Filtro de partículas de polvo de frenado: un dispositivo eficaz contra la contaminación

bremsstaubpartikelfilter
Filtro de partículas de polvo de frenado: un dispositivo eficaz contra la contaminación
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
La empresa MANN+ HUMMEL ha presentado un filtro de partículas de polvo de freno; a continuación te desvelamos su funcionamiento.


La reducción de las emisiones contaminantes es una de las mayores preocupaciones en los últimos años y las normativas son cada vez más estrictas. Por ello, los fabricantes están incorporando dispositivos como los filtros de partículas para los motores gasolina o los catalizadores de reducción selectiva –SCR- en un mayor número de motores diésel.

Estos sistemas no son las únicas alternativas que ofrece el mercado; la empresa MANN+ HUMMEL ha mostrado recientemente un filtro de partículas de polvo de freno, una idea similar a la que te presentamos hace un tiempo de la empresa francesa Tallano Technologie.

Cada vez que se produce un frenado se generan emisiones de partículas ultrafinas derivadas de la fricción de las pastillas y los discos de freno; de hecho, se crea mayor cantidad de polvo que las emisiones de escape, contribuyendo considerablemente a la contaminación del tráfico rodado y provocando graves consecuencias para la salud.

Con el fin de reducir estos efectos, este filtro se puede adaptar al espacio del área del disco de freno y se adecúa a todo tipo de vehículos –gasolina, diésel, híbridos y eléctricos-. La robusta carcasa del filtro -instalada cerca de la pinza de freno- permite evitar de forma directa la emisión de polvo en el aire. Además, el medio filtrante es capaz de trabajar con partículas de varios tamaños y está realizado en un material resistente a la temperatura y la corrosión.

Asimismo, este dispositivo tiene otra importante función al evitar la suciedad incrustada en las llantas de los vehículos e incluso puede convertirse en un elemento estético de color.

Tras ser examinado en el banco de pruebas, ahora se está sometiendo a diversos test en condiciones muy próximas a las del tráfico real. Según el fabricante, también es viable en vehículos comerciales y aplicaciones ferroviarias. En estos casos, el sistema puede ser de gran utilidad puesto que estos medios de transporte son muy pesados y requieren grandes distancias de frenado, especialmente en espacios semicerrados como las estaciones de ferrocarril.

En definitiva, se trata de una importante contribución para solucionar uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la sociedad; según la Organización Mundial de la Salud, el 92 % de los humanos vive en lugares donde la contaminación del aire excede los límites permitidos.