Carta abierta

¿Te suena? Todo a mitad de precio

¿Te suena? Todo a mitad de precio
Azucena Hernandez
Azucena Hernandez
He perdido la cuenta de las veces que, desde esta misma tribuna, he anunciado a bombo y platillo que nunca en la historia de la automoción en España los coches nuevos habían estado tan baratos.


Pues bien, aún a riesgo de ser reiterativa, incluso contradictoria con el pasado reciente, es ahora cuando afirmo que difícilmente podremos encontrar ofertas tan suculentas en la compra de automóviles a estrenar como las que la mayor parte de los fabricantes ofrecen en la actualidad y que se extenderán a lo largo de los próximos meses. De hecho, hablamos de esfuerzos comerciales sin precedentes que nos permiten comprar, a mitad de precio, coches nuevos en todos los segmentos. Sirva como ejemplo un compacto de gran popularidad para ilustrar nuestro informe de portada: la versión básica del recién sustituido Seat León que, hasta ahora, costaba 16.200 euros… y hoy puedes adquirirlo por 9.900 euros. ¿Hay truco o trampa? En el 90% de los casos no; sólo te exigirán que entregues a cambio tu coche viejo y en algunas marcas que obligatoriamente financies con ellos mismos parte del importe. Aunque aquí sí que hemos detectado tipos de interés algo abusivos en determinadas financieras; en ningún caso para llevarse las manos a la cabeza, pero conviene leer despacio nuestro informe en lo que se refiere a este apartado. Sin embargo, tan justo como lógico en esta audaz estrategia comercial, en la que como siempre son los fabricantes y sus concesionarios los que hacen el mayor esfuerzo económico –el plan PIVE 2 es poco más que un grano de arena en el desierto–, el comprador de uno de estos ´chollo-coches´ debe ser consciente de las cosas a las que renuncia: tecnología puntera, acabados de lujo, motores potentes –la mayoría de estos vehículos con súper-oferta se mueven entre los 70 y los 105 CV–, elementos estéticos como llantas de aleación, faros antiniebla… y, cómo no, también tendrá que renunciar a las motorizaciones diesel en favor de las de gasolina. De hecho, de los 36 modelos que hemos analizado en nuestro dossier, 34 son de gasolina. Aunque este detalle no debe ser un problema para los incondicionales del gasóleo; basta con sumar al precio del modelo elegido entre 1.300 y 2.500 euros más, y ya tendremos nuestro automóvil nuevo casi a mitad de precio… ¡y diesel!