El Karma II se espera para 2016

Fisker pasa a denominarse Karma

fisker karma automotive
Fisker pasa a denominarse Karma
Karam El-Shenawy
Karam El-Shenawy
Fue una de las pioneras en el sector de los vehículos eléctricos de lujo pero también fue una de las más golpeadas por la crisis lo que originó que estuviera a punto de desaparecer. Ahora, gracias al capital chino volverá a resurgir con un nuevo vehículo y un nuevo nombre.


Todos somos conocedores del éxito que ha cosechado Tesla en los últimos años. Sin embargo, mucho antes de que la compañía de Elon Musk saliera a la palestra y se convirtiera en gran dominador del segmento eléctrico, en 2007 Henrik Fisker se lanzó a la piscina al crear la marca Fisker.
No obstante, dicha piscina no contaba con el agua suficiente como para estar nadando sin complicaciones y los primeros problemas empezaron a surgir poco después: retrasos en la entrega, quiebra de proveedores, etc€ Dificultados que casi hacen que la compañía desapareciera por completo habiendo puesto a la venta en 4 años sólo 2.500 unidades€ de las 100.000 unidades anuales que se prometían.
En 2014, tras el abandono de Henrik Fisker, el grupo chino Wanxiang se hacía con la mayor parte de sus acciones y tras dos años de reestructuración, acaba de lanzar un comunicado oficial en el que anuncia nuevo logo, nueva web y, sobre todo, nuevo nombre. Sí porque a partir de ahora Fisker pasará a conocerse como Karma Automovtive.
Un nombre que rinde homenaje al primer, y único, modelo que la compañía desarrolló. La gestión y producción seguirá estando centralizada en California y todo está encaminado para que la nueva generación del Karma vea la luz a mitad de 2016 con un motor mejorado, una mayor autonomía y un precio más ajustado.
 Fisker Karma