Desde el 30 de octubre

Ford acudirá con varios pick up modificados al SEMA show de Las Vegas

ford ranger sema baja forged
Ford acudirá con varios pick up modificados al SEMA show de Las Vegas
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El SEMA show de Las Vegas está a punto de abrir las puertas y Ford ya está preparado para contentar a sus seguidores con las mejores modificaciones. Además de los habituales Mustang, la marca americana mostrará varias modificaciones de sus pick up Ranger, F-150 o Super Duty.


En Estados Unidos son verdaderos apasionados de los pick up y, como consecuencia, cuentan con un amplio abanico de modelos de todas las marcas para elegir, desde el F-150 de Ford hasta el Silverado de Chevrolet, pasando por los RAM o los japoneses, como el Toyota Tacoma. Lo cierto es que la oferta de modelos es enorme, pero el Ford F-150 lleva siendo el modelo más vendido en Estados Unidos desde hace más de cincuenta años, por delante de cualquier pick up o turismo; generación tras generación arrasa en las listas de ventas y, junto a él, sus hermanos Ranger o Super Duty. Y es que Ford tiene experiencia en la fabricación de pick up, pero en la modificación de estos vehículos y, para demostrarlo, acudirá al SEMA Show de Las Vegas con más de una docena de propuestas.

Ford pick upLos modelos que acudirán a la cita americana incluyen todo tipo de modificaciones, desde una suspensión de alto rendimiento para mejorar su comportamiento offroad hasta una tienda de campaña sobre su cajón trasero que permite pasar la noche en cualquier lugar. Estas preparaciones han sido realizadas sobre toda la gama pick up de la marca estadounidense, por lo que los seguidores podrán disfrutar de las versiones modificadas del Ford F-150, Ford Ranger o Ford F-350 Super Duty.

Ford Pick up SEMAEntre los modelos que se expondrán en el SEMA, destaca el Xbox Range que incluye varias videoconsolas Xbox One X para jugar en los asientos traseros al Forza Horizon 4, el Ford F-350 Super Duty con motor diésel de 6.7 litros y una televisión OLED en su interior, además de una barbacoa en su cajón trasero, o el F-150 desarrollado por Kurt Busch y ZB Customs que equipa un motor V8 de 5.0 con dos turbos y pistones modificados para desarrollar 1.000 CV.