Tiene hasta 275 CV

Hyundai i30 N: ¡Por fin te conocemos!

30 Hyundai i30 N: ¡Por fin te conocemos!
Fotos del Hyundai i30 N
Victor Delgado
Victor Delgado
Tras muchos meses de desarrollo, Hyundai por fin nos presenta la versión más radical de su modelo compacto, el i30 N.


Después de muchos meses de desarrollo, de pruebas en circuito, de vídeos e imágenes filtradas y de un montón de rumores, por fin conocemos al Hyundai i30 N. Se trata de la versión más deportiva y tope de gama del compacto coreano, que llegará al mercado justo después de este verano -su fabricación tendrá lugar en la planta que la marca posee en Nosovice, en República Checa- y cuyo precio se espera que no supere la barrera de los 30.000 euros. Con esta combinación, no cabe duda de que será competitivo ante los titanes del segmento, como el Seat León Cupra o el Peugeot 308 GTi.

Y es que su estética tiene poco que ver con el Hyundai i30 convencional. Así las cosas, cuenta con un kit estético aerodinámico que incluye unos paragolpes delanteros y traseros más prominentes, un difusor trasero con dos salidas de escape integradas -una a cada lado-, un spoiler posterior situado sobre la luneta, detalles en negro en las taloneras, faros y paragolpes, y una parrilla diferenciada.

Además, puede montar unas llantas de aleación de hasta 19 pulgadas con las pinzas pintadas en rojo, y su carrocería puede ir decorada en cinco colores con los marcos de las ventanillas terminados en negro piano. Mientras tanto, la anchura de vías ha crecido y la altura con respecto al suelo ha disminuido en comparación con la variante estándar en 4 mm -7 mm en la versión Performance, la más radical-.

Interior Hyundai i30 N

En el interior, las diferencias con el Hyundai i30 que ya conocíamos son menores, lo cual no quiere decir que no se desmarque de éste. Lo hace a través de unos asientos deportivos, unos pedales acabados en aluminio, una palanca de cambios específica, una instrumentación con indicador de cambio de marcha, costuras en azul y una pantalla táctil que indica las gráficas de par motor, turbo y potencia.

Para terminar, el bloque utilizado por Hyundai para dar ‘alegría’ a este i30 N es un 2.0 T-GDi que puede escogerse en potencias de 250 o de 275 CV -este último con el paquete Performance-. La aceleración de 0 a 100 km/h es, respectivamente, de 6,4 y de 6,1 segundos. Según Albert Biermann, jefe de la división N de Hyundai, sus coches son “productos emocionales que satisfarán a las personas que disfrutan en la carretera y a las que dibujarán una sonrisa en la cara”. Pronto lo comprobaremos.

Trasera Hyundai i30 N

 

Hyundai i30