Reunión entre las asociaciones del sector y el Ejecutivo

¿Recibirá ayudas el sector del motor por parte del Gobierno?

gobierno1
¿Recibirá ayudas el sector del motor por parte del Gobierno?
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Las cuatro principales asociaciones del sector automovilístico español, Anfac, Ganvam, Faconauto y Sernauto se han reunido con el Ejecutivo para plantearle el plan que diseñaron para reactivar el sector. El Gobierno les ha asegurado que, una vez acabe la emergencia sanitaria, lanzará "medidas de impulso a la demanda y a la oferta a corto y medio plazo".


Los responsables de las principales patronales del motor en nuestro país, Anfac, la de fabricantes; Faconauto, la de concesionarios; Sernauto, la de proveedores de componentes; y Ganvam, la de distribución, mantuvieron ayer, mediante videoconferencia, una reunión con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera; con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; y con el director del Departamento de Asuntos Económicos en Gabinete de la Presidencia, Manuel de la Rocha. ¿El motivo? Explicarles el plan de medidas para la viabilidad del sector que diseñaron a comienzos del pasado abril y sobre el que insistieron la semana pasada.

Las patronales han trasladado a los miembros del Gobierno que la recuperación del sector «necesita de un apoyo, coyuntural pero potente, que acorte la crisis», para lo que proponen medidas «de choque, concentradas y con un doble impacto de recuperación del mercado y de la actividad industrial». El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, ha apremiado al Ejecutivo para que tome decisiones al respecto, aludiendo a lo que se está haciendo en otros países europeos: «que ya están poniendo en marcha estas medidas y lanzar así un mensaje, también a las casas matrices internacionales, de que España es un país que se preocupa por su industria de automoción, que cuida sus fábricas y vela por su mantenimiento y competitividad».

Por su parte, Gerardo Pérez, el presidente de la asociación de concesionarios Faconauto ha destacado que «el desencadenante tiene que ser recuperar la demanda lo antes posible, porque el sector empieza realmente cada vez que se vende un vehículo en un concesionario. Estamos en disposición de hacerlo en cuanto podamos abrir [el próximo 11 de mayo], porque nuestras instalaciones están ya protegidas frente al COVID-19″.

El Gobierno tomará medidas… cuando se supere la crisis sanitaria

Las cuatro patronales han valorado «positivamente el encuentro», ya que, según señalan en un comunicado, los miembros del Gobierno «han reconocido la necesidad de adoptar una serie de medidas urgentes».

Por su parte, el Ejecutivo ha publicado un texto en el que reconoce la importancia del sector de la automoción en nuestro país (supone el 10% del PIB) y reiteran su «compromiso» con el futuro de la automoción, para lo que señala que «el Ejecutivo impulsará medidas de estímulo de la demanda a corto y medio plazo para favorecer la reactivación y la adaptación del sector hacia opciones de movilidad eficiente y sostenible». Ahora bien, pueden que estas no sean inmediatas, ya que las ubica «en el contexto de los trabajos de reactivación económica una vez concluya la crisis sanitaria».

Asimismo, desde el Gobierno se ha asegurado que se llevarán a cabo medidas que apoyen la inversión, la innovación industrial y la competitividad futura del sector, indicando que se tomarán «en línea con el plan de recuperación económica que prepara la Comisión Europea».

Concesionario de DS

A favor de un plan de ayudas a la compra

Aunque quizá no inmediatas, lo que sí parece claro es el interés del Ejecutivo en tomar medidas para recuperar el sector, tal y como ha indicado el secretario general de Industria, Raúl Blanco, en una entrevista publicada por La Tribuna de la Automoción. En ella, Blanco considera «totalmente necesario» el desarrollo de un plan de ayudas a la renovación del parque automovilístico, aunque reconoce que, ahora mismo «no hay margen» para este en los Presupuestos Generales del Estado (prorrogados desde 2018) y lo emplaza a un plan de reconstrucción que se desarrollará en las próximas semanas y meses.