El precio de la gasolina se dispara en España y alcanza su máximo histórico

El precio de la gasolina se dispara en España y alcanza su máximo histórico
El precio de la gasolina se dispara en España y alcanza su máximo histórico
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Malas noticias para los propietarios de vehículos de gasolina en España que ven cómo el precio del combustible crece semana tras semana. El barril de Brent, referencia en Europa, se paga a día de hoy a cerca de 90 dólares, el máximo desde el año 2014.

Si nunca te lo has planteado, el coste del combustible representa el segundo gasto más importante relacionado con la propiedad de un vehículo, después de la propia compra. Tras él, cuestiones como el seguro, las revisiones o el mantenimiento quedan en segundo lugar. Por ello, la incesante subida del precio de los carburantes se está convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza para muchos conductores que ven cómo su bolsillo se resiente cada vez más a la hora de ir a acudir a la gasolinera.

Por quinta semana consecutiva, el precio medio de la gasolina continúa al alza en España hasta alcanzar un nuevo récord que lo sitúa en 1,538 euros el litro, superando los máximos registrados en septiembre de 2012. De esta manera, necesitaremos invertir cerca de 84 euros para poder llenar un depósito de 55 litros, es decir, un 25% más que hace un año. Y la cosa no queda ahí, ya que según las previsiones que maneja el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio del barril de crudo podría continuar subiendo a lo largo de las próximas semanas.

El precio de la gasolina se dispara en España y alcanza su máximo histórico

Este máximo histórico del precio de la gasolina también viene acompañado por una fuerte subida del diésel que acumula seis semanas consecutivas de encarecimiento ya cuesta una media de 1,422 euros el litro en nuestro país. Actualmente, llenar un depósito de un coche diésel de 55 litros conlleva un gasto de unos 78 euros, un 28% más que a estas alturas del año pasado.

A pesar de la gravedad del asunto, los precios del carburante en España aún se sitúan por debajo de la media europea. Y es que, a lo largo de la última semana, el litro de gasolina llegó a alcanzar en algunos países de la Unión Europea los 1,68 euros, mientras que el diésel se paga a 1,567 euros. En el caso concreto de Francia, el litro de gasolina cuesta de media 1,746 euros, mientras que el diésel alcanza los 1,670 euros. Por su parte, los carteles de las estaciones de servicio de Alemania marcan a día de hoy 1,772 euros para el litro de gasolina y 1,644 euros por litro en el caso del diésel.

Por consecuencia, esta subida del precio de los carburantes también está afectando directamente a la red mundial de transporte y, por ende, al coste de los productos. Esta situación que también se repite en el caso del gas natural y la electricidad que registran máximos históricos en Europa.

 

0 Comentarios