Hace dos semanas, presentaron su propuesta

El sector del automóvil pide «cuanto antes» un plan de medidas al Gobierno

asociaciones
El sector del automóvil pide «cuanto antes» un plan de medidas al Gobierno
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Las asociaciones de fabricantes, de proveedores y de distribución y comercialización de automóviles han solicitado a la ministra de Industria, Reyes Maroto, un plan de medidas para la recuperación del sector. Argumentan que "la salida de la crisis no será posible sin la recuperación de la automoción".


El peso de la automoción en la industria española es muy elevado. Con 17 fábricas de automóviles y decenas de plantas de producción de componentes en el territorio nacional, así como más de 5.500 concesionarios; genera el 10% del PIB anual de España y da trabajo al 9% de la población activa. Es por eso por lo que, hace sólo unos días, José Vicente de los Mozos, el presidente de Anfac y el director mundial de Fabricación y Logística del grupo Renault, calificaba al motor como un «sector tractor de la industria española».

Bajo esta idea, las principales asociaciones del sector: Anfac, la de fabricantes; Sernauto, la de proveedores de componentes; y Faconauto y Ganvam, las correspondientes a distribución y comercialización de vehículos, han lanzado un comunicado conjunto en el que manifiestan que el sector es «clave para la recuperación económica de España». Así se lo han trasladado de nuevo a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; puesto que hace dos semanas ya enviaron sus propuestas al Gobierno, aunque todavía no se ha fijado una fecha para que puedan presentarlas y desarrollarlas. «Sin un plan de choque nacional e integral, la viabilidad del sector de automoción en España está seriamente comprometida. Necesitamos que se ponga en marcha de manera urgente», reclama el presidente de Anfac.

Las asociaciones han remarcado al Gobierno su «total compromiso ante la pandemia», desde las fábricas produciendo mascarillas, a los talleres que han permanecido ofreciendo servicios de emergencia. Además, recuerdan también al Gobierno la firma entre todo el sector de un protocolo sanitario conjunto para el reinicio de la actividad y que han presentado al Ejecutivo «propuestas constructivas». De igual forma, consideran que «la colaboración público-privada es esencial para la salida de la crisis» y que así están tratando de trabajar con el Gobierno.

Concesionario de Skoda en España

Sorpresa ante el anuncio del próximo Plan MOVES II

Las asociaciones reclaman al Gobierno una «mayor coordinación de los ministerios encargados» de la gestión de la crisis, puesto que, a su parecer, las medidas que necesita la automoción son «transversales, requieren la participación de varias administraciones» y «la prioridad de estas medidas es tan alta» que precisan de un trabajo «coordinado».

Sin embargo, las asociaciones indican en este comunicado «su sorpresa» ante los «anuncios sobre un futuro Plan MOVES de manera unilateral» y «sin comunicarlas previamente al sector de la automoción». Consideran que este tipo de medidas forman parte del «plan de choque diseñado por las asociaciones» y que se «integran en un esquema de actuaciones» en el que «hay planes para el impulso de la demanda y el mercado, medidas fiscales y de apoyo a las empresas e iniciativas para la reactivación de la inversión en producción». Además, el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, indica que «es necesario incentivar la demanda de todo el mercado y no solo de una tecnología en concreto (el Plan MOVES subvenciona la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos enchufables) para insuflar confianza a todos los perfiles de consumidores y no solo a aquellos con presupuestos más altos».

La dinamización del mercado, «eficiente» y necesaria

Las asociaciones insisten en que «es urgente poner en marcha» medidas para la recuperación del sector porque resultan «doblemente eficientes: desde el punto de vista productivo, porque es un sector tractor sobre el resto de la economía y desde el punto de vista público, porque los apoyos al sector tienen un alto retorno de ingresos fiscales», afirma el sector. Para apoyar sus reivindicaciones señalan que cada millón de euros destinado a ayudas a la renovación del parque supone «1,7 millones de euros adicionales de recaudación fiscal, principalmente por IVA y Matriculación e inyecta 3,4 millones más al PIB nacional».

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, se muestra contundente: «la automoción no puede esperar más a que se pongan en marcha medidas que palíen el impacto que esta crisis ya está teniendo. Se nos acaba el tiempo. Uno de los motores económicos y sociales de nuestro país corre serio peligro y, con ello, medio millón de empleos, que no podemos garantizar». Y no duda en comparar la situación en España con la de otros países de la UE: «tenemos que mirarnos en países de nuestro entorno, como Alemania, con una incidencia de la crisis sanitaria menor, donde se ha puesto en marcha un plan de choque potente para la dinamización del mercado», concluye.