Valencia albergará una gigafactoría de baterías para coches eléctricos

Valencia albergará una gigafactoría de baterías para coches eléctricos
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Esta planta de producción de baterías ha surgido como parte de una asociación de empresas carácter público y privado, entre las que aparecen Ford o Iberdrola.


La Comunidad Valenciana, a través de presidente Ximo Puig, ha anunciado que tendrá una gigafactoría de baterías, así como un centro de soluciones de almacenamiento. La creación de este complejo de producción de baterías para coches eléctricos ha surgido como resultado de una asociación en la que militan 23 empresas públicas y privadas.

Esta asociación pasará a denominarse Alianza Valencia de Baterías y entre sus proyectos figura la creación de un centro de investigación de soluciones de almacenamiento bautizado como Element València y la gigafactoría de baterías. En total, la Alianza Valenciana de Baterías invertirá más de 2.000 millones de euros, llegando así a crear 30.000 puestos de trabajo y sumar al PIB de la Comunidad Valenciana 2.500 millones de euros al año.

Ford e Iberdrola son las dos empresas más conocidas de este conglomerado y a ellas se suman Stadler, Zeleros, UBE, CEV Technologies, IDOM, Ampere Energy, Nutai, Astondoa, Grupo Segura, Endurance Motive, Fácil Solutions, Grupo Valautomoción, Grupo Gimeno, Inelcom Technology, ITERA Mobility Engineering, HESS, INFAMOL, Mettecno, Torrecid y Witrac. Además, contará con el apoyo de la Generalitat y la participación del Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de València, el Instituto de Tecnología Química de la Uninversitat Politència de València, el Instituto Tecnológico de la Energía y Power Electronics, empresa especializada en desarrollo de equipos basados en electrónica de potencia avanzada.

Asimismo, la construcción de la gigafactoría de baterías podrá beneficiarse de las ayudas europeas para la recuperación Next Generation, las cuales contemplan 140.000 millones de euros hasta 2026 y de las que el Gobierno destinará durante los próximos tres años cerca de 10.000 millones de euros para estimular el sector del automóvil.