Desarrollado junto al equipo de F1 de Renault Sport

Infiniti Q60 Project Black S: de la F1 a Ginebra

q602
Infiniti Q60 Project Black S: de la F1 a Ginebra
Victor Delgado
Victor Delgado
El stand de Infiniti en Ginebra cuenta con un deportivo de altos vuelos: el Q60 Project Black S, desarrollado en colaboración con el equipo de F1 de Renault.


La marca japonesa premium Infiniti, filial de Nissan, acaba de presentar en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2017 un posible nuevo rival para las berlinas coupé de altas prestaciones que existen actualmente en el mercado -como el BMW M4, el Mercedes-AMG C 63 S o el Audi RS5, un modelo que también ha sido presentado coincidiendo con la cita suiza-. Se trata del Infiniti Q60 Project Black S, un vehículo que ha sido desarrollado por la firma nipona conjuntamente con la escudería de F1 de Renault -por aquello de la alianza corporativa que mantienen Renault y Nissan-.

Por el momento, este coche radical tan solo representa las intenciones futuras de Infiniti de posicionarse como una alternativa real con respecto a los productos mencionados anteriormente; no obstante, si el Q60 Project Black S recibe una buena aceptación es más que posible que llegue a producción. Con él, Infiniti aumentaría su gama de modelos y, a su vez, se afianzaría como una marca con posibilidades reales de luchar contra el trío de firmas alemanas que dominan el mercado en su rango de precios.

Así las cosas, el Infiniti Q60 Project Black S luce extremadamente radical gracias a un paquete deportivo aerodinámico que incluye unos paragolpes rediseñados con unas llamativas tomas de aire, un difusor trasero con dos salidas de escape centrales integradas y un spoiler de grandes dimensiones sobre el capó comparado con el Q60 estándar. Además, su aspecto oscurecido generalizado, patente en elementos como las llantas de aleación o los pilotos traseros, no hacen sino acrecentar la sensación de agresividad.

Para terminar, este Infiniti Q60 Project Black S esconde bajo el capó un propulsor gasolina biturbo V6 de 3.0 litros combinado con un sistema eléctrico que permite aumentar el rendimiento de este japonés en un 25%, con lo que la entrega de potencia conjunta se cifra en 405 CV.

Trasera Infiniti Q60 Project Black S

 

Infiniti Q60