Estas son las claves para pasar la nueva ITV

nueva itv
Estas son las claves para pasar la nueva ITV
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
La nueva ITV entró en vigor hace unas semanas y muchos conductores ya se han visto afectados por algunos de los cambios implementados en todas las estaciones de inspección técnica. Te contamos cómo pasar la ITV a la primera.


Según la red de talleres Norauto, uno de cada cinco vehículos no supera a la primera la inspección técnica obligatoria y, para más inri, los últimos cambios normativos hacen que pasar la ITV pueda ser algo más complicado, especialmente para los vehículos matriculados después de enero de 2011. Y es que, desde primeros de septiembre, las estaciones de ITV realizan una diagnosis electrónica a los modelos posteriores a esa fecha -los Euro V y Euro VI-, por lo que todos los coches que cuenten problemas relacionados con la válvula EGR, filtro de partículas o cualquier otro sistema de anticontaminación no pasarán la inspección con éxito. También se comprueba que no haya ningún parámetro modificado, puesto que esto significaría que los fallos se han eliminado o hay desconexiones o desmontajes fraudulentos.

Por este motivo y por el resto de elementos que se revisan en la ITV, es recomendable realizar una revisión previa para pasar la ITV en la primera visita, como señala Norauto. En la misma revisión se comprobarán otros componentes, como el sistema de alumbrado, el correcto funcionamiento de las puertas -apertura y cierre- y los cinturones de seguridad, los limpiaparabrisas y, si el vehículo dispone de faros xenón, los limpiafaros o el estado de las ruedas. Asimismo, se comprobará que los neumáticos estén en buen estado, que los frenos hagan su trabajo de forma correcta y que no haya pérdidas de aceite, ya sean del motor o de los amortiguadores.

Diagnosis electrónica y comprobación de emisiones

Junto a la nueva diagnosis electrónica, la ITV seguirá comprobando las emisiones de gases, por lo que este aspecto también conviene comprobarlo en una revisión pre ITV. Bien es cierto que los coches que han seguido un buen mantenimiento y, sobre todo, los más modernos, lo tendrán más fácil para pasar la ITV, tanto que en la mayoría de ocasiones no será necesaria la revisión pre ITV, pero esta comprobación es recomendable si deseas pasar la ITV a la primera, sea cual sea tu coche.